19.4.14

EL ZAPOTILLO...

Denuncian en Temaca que Gobierno se lava las manos
DEL TEMPLO custodiado por la Virgen de los Remedios salió el contingente para la representación del Vía Crucis.
Elsa Arenas Inda



Habitantes de Temacapulín realizaron su particular Vía Crucis con una imagen del gobernador, Aristóteles Sandoval, representando a Judas y a Poncio Pilatos, el primero por traidor y el segundo por lavarse las manos de su promesa de no inundar el poblado.

Alrededor de 100 pobladores, opositores a la construcción de la presa El Zapotillo, hicieron su Pasión de Viernes Santo en reclamo de las autoridades que los dejarán morir en su lucha por salvar "su dignidad y su historia" sobre un proyecto que dicen es erróneo y que tiene más un interés oculto que dotar realmente de agua a los jaliscienses y en particular la Zona Metropolitana de Guadalajara.

Insisten en que el gobernador Jorge Aristóteles Sandoval Díaz hable personalmente con ellos, pues no confían en la procuradora social, Felícitas Velázquez, a quien nombró el mandatario estatal para encabezar un equipo intersecretarial para platicar sobre las necesidades de los pobladores para su reubicación.

El padre Gabriel Espinoza, vocero del Comité Salvemos Temaca, dijo en entrevista que la Procuradora "sacó el cobre" al realizar pláticas con las autoridades del municipio de Cañadas de Obregón sin convocar a los afectados, "nosotros nos extrañamos muchísimo de que públicamente anunciaron que vendrían a Temacapulín para escuchar cuáles son las demandas o necesidades o propuestas del pueblo y prácticamente nosotros fuimos testigos porque los sorprendimos prácticamente en una reunión a espaldas de la comunidad, con acciones que son totalmente verticales, donde la Procuradora se reúne en circuito cerrado con el Ayuntamiento de Cañadas y con su grupo que la acompañaba" al cacharlos en la movida, agregó el padre que no les quedó de otra que invitarlos a participar en el diálogo, pero ellos no aceptarán hasta que acuda el propio Gobernador "a dar la cara", en tanto seguirán resistiendo amedrentamientos y un desalojo forzoso.

Recordó que hace un año, el 18 de abril de 2013, Sandoval Díaz fue a Temaca en visita sorpresa; ahí se le atendió, escuchó y recorrió el poblado e hizo su compromiso de que no se inundaría.

Sin embargo, El Zapotillo se suma a una serie de atropellos a los derechos humanos y la economía de los jaliscienses, pues recordó el padre Gabriel el caso de Arcediano, de San Gaspar, El Salto, donde las comunidades se opusieron y las autoridades terminaron aceptando que eran malos proyectos, y hasta el mismo Tito Lugo, director de la Comisión Estatal del Agua, reconoció que El Zapotillo no era la mejor opción.

Aseguran que sí hay otras opciones viables para usar el agua del Río Verde, sin embargo hay intereses detrás para realizar este proyecto y el Gobierno está manipulando una campaña de desabasto de agua para engañar a la población de la Zona Metropolitana.

"Tenemos nueve años diciendo que es un error la presa El Zapotillo y ahora después de nueve años ya descubrimos que no es un error, es un horror, un verdadero horror lo que estamos sufriendo no sólo los temacapulinenses sino prácticamente todo Jalisco, porque siguen pretendiendo engañar a la población con una crisis del agua; si esa crisis del agua es cierta, entonces cómo es posible que están planeando entregar el agua a Guanajuato a través de un trasvase, de un acueducto, para dejarnos todavía en peores condiciones en el sistema hídrico", concluyó el sacerdote