17.4.14

EL ZAPOTILLO...

La procuradora social inicia mal con Temacapulín

• Funcionarios de Conagua y del gobierno estatal se reúnen con autoridades de Cañadas de Obregón
Los habitantes continuarán en resistencia y llegarán hasta las últimas consecuencias para salvar al pueblo. "Esta casa no se vende, no se reubica, no se expropia, no se inunda. Respeten lo que no es suyo, déjenos en paz", reza un cartel en la fachada de una vivienda de Temaca ■ Foto Arturo Campos Cedillo
Los habitantes continuarán en resistencia y llegarán hasta las últimas consecuencias para salvar al pueblo. “Esta casa no se vende, no se reubica, no se expropia, no se inunda. Respeten lo que no es suyo, déjenos en paz”, reza un cartel en la fachada de una vivienda de Temaca ■ Foto Arturo Campos Cedillo
Por: Mauricio Ferrer
Temacapulín, 16 de abril.- “En esta Semana Santa, la semana mayor, los funcionarios han aprovechado sus vacaciones para fregar al prójimo”, así lo expresó ayer el párroco Gabriel Espinosa Íñiguez, vocero del Comité Salvemos Temacapulín, Acasico y Palmarejo, al darse cuenta que una delegación de funcionarios estatales, de la Comisión Nacional del Agua (Conagua) y de la fundación México Sustentable, encabezados por la procuradora social, Felícitas Velázquez, se reunió a puerta cerrada con autoridades municipales de Cañadas de Obregón.
Poco más de 50 habitantes de Temacapulín se trasladaron ayer por la mañana a la presidencia municipal de Cañadas de Obregón. Iban a pedir al cabildo que se abstuviera de otorgar el permiso de uso de suelo para erigir la Presa El Zapotillo, cuya cortina a una altura de 105 metros, inundará los tres poblados.
“Cañadas no nos vendas”, “El Zapotillo nos perjudica a todos”, “Temaca no se vende”, se leían en algunas mantas hechas por los afectados por la presa, que se desplegaron sobre la plazoleta del municipio.
Pero se percataron que toldos y sillas se habían instalado en la Casa de Cultura del ayuntamiento.
Era el set para el diálogo entre Velázquez, sus acompañantes y el síndico municipal, Mario Ruano. A la reunión, ni los de Temaca, ni los de Acasico, ni los de Palmarejo fueron invitados. Otra raya más al tigre.
Apenas el jueves de la semana pasada, la Comisión Nacional del Agua informó al gobierno de Jalisco de su decisión para elevar la cortina de El Zapotillo a 105 metros, aun cuando la Suprema Corte de Justicia de la Nación ordenó que no rebasara los 80 metros.
El gobernador del estado, el priísta Aristóteles Sandoval Díaz hizo responsable a la Federación de tal decisión. Y anunció que la Procuraduría Social se haría cargo de “tutelar el proceso” de reubicación y de indemnizar a los pobladores afectados.
El reclamo al mandatario no se hizo esperar. En tres ocasiones, el gobernante prometió que Temacapulín no sería inundado. La última la hizo en 2013 a través de su cuenta de Twitter.
Vía telefónica, Gabriel Espinosa relató que la procuradora social iba acompañada de burócratas de la Conagua, de la Comisión Estatal del Agua, de otras secretarías estatales y de miembros de la fundación México Sustentable y que nunca hubo un aviso previo a la comunidad afectada.
“Seguramente Cañadas tenía noticias de que venían. Tenían ya preparado un toldo. Se reunieron a espaldas de la comunidad. Andan a escondidas”, expresó el sacerdote.
La manifestación de los habitantes de Temacapulín estuvo compuesta por los locales y por algunos de sus hijos ausentes que llegaron desde Guadalajara, Monterrey y del estado de California en Estados Unidos. “No tenemos miedo”, le gritaban a Velázquez, a Javier Lechuga, de la Subsecretaría de Asuntos del Interior del gobierno de Jalisco, y al resto del séquito.
Espinosa Íñiguez narró que a “última hora” los manifestantes fueron invitados a la reunión con las autoridades. La comunidad la rechazó.
El acuerdo tomado por la mayoría fue: ningún diálogo con algún funcionario del gobierno estatal si no es con el propio gobernador Aristóteles Sandoval Díaz.
“Invitamos a los ciudadanos de Jalisco a que se unan a la defensa de Temaca. La defensa de Temaca es defender el agua de Jalisco, los derechos humanos y esta lucha va a continuar. Temaca ha resistido nueve años y seguiremos resistiendo. Temaca no se rinde, que lo sepa Jalisco, que lo sepa México y que lo sepa el mundo: haremos historia por la defensa de los derechos humanos”, dijo el sacerdote.
Guadalupe Espinoza Saucedo, abogado del Comité Salvemos Temacapulín, Acasico y Palmarejo, informó que como parte de su defensa, será enviada una carta dirigida al ministro presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, Jesús Silva Meza, para darle a conocer el desacato en que ha incurrido la Comisión Nacional del Agua.
Espinoza Saucedo aseguró que el síndico de Cañadas de Obregón, Mario Ruano manifestó su apoyo a los afectados.
El viernes próximo, el Comité Salvemos Temacapulín, Acasico y Palmarejo dará una rueda de prensa a las 11 de la mañana en Temacapulín, para dar a conocer más acciones en defensa de su pueblo.