26.4.14

EL ZAPOTILLO...

Solidaridad para 'Temaca' desde Bolivia

Habitantes de 'Temaca' se oponen a la construcción de la presa El Zapotillo.
  • Olivera es uno de los líderes en el movimiento de resistencia a la privatización del agua en Bolivia
  • Óscar Olivera, 'hijo ausente, pero presente', envía carta de apoyo a la comunidad en riesgo por la Presa El Zapotillo
GUADALAJARA, JALISCO (25/ABR/2014).- Óscar Olivera, secretario ejecutivo de la Federación de Trabajadores Fabriles de Cochabamba, tiende también su mano a los pobladores que se resisten a la inundación del núcleo habitacional ocupado por sus padres, sus abuelos y los abuelos de éstos últimos.
"Hoy, como ayer, sentimos una profunda indignación, tristeza y rabia contra los poderosos que tienen las armas del desprecio, el autoritarismo, el dinero y las balas; aquellos que se dan el lujo, impunemente, de violar la ley que ellos mismos han escrito y burlarse de ella ignorándola", escribe en una carta el "hijo ausente, pero presente" de Temaca.

En dicha misiva, fechada "un día de abril de 2014", el también portavoz de la Coordinadora de Defensa del Agua y la Vida manifiesta su entero apoyo a "hermanas, hermanos, hijos ausentes, madres, padres, abuelas, abuelos, jóvenes, mujeres, niños y niñas" del poblado en riesgo de inundación por la Presa El Zapotillo, pues mientras hay vida en la gente, dice, hay capacidad de "oler la dignidad del pueblo".

"Hoy, como ayer y pensando en el mañana, hemos comprendido que nuestra lucha no fue, no es, ni será en vano", escribe. "Hemos aprendido que la unidad y la confianza mutua, son las armas mas poderosas que nos han permitido sostener nuestra lucha y nos han permitido perder el miedo".

Óscar Oliviera es uno de los líderes en el movimiento de resistencia a la privatización del agua en Bolivia. En sus líneas, menciona que "los ladrones, mentirosos y traidores quieren inundar no solo nuestro Pueblo, sino también nuestros sueños, nuestro porvenir, nos quieren quitar, como en muchas partes de México y del mundo, nuestra voz y nuestra capacidad de decidir por nosotras y nosotros mismos, la construcción de nuestro presente y nuestro futuro".

Toma el discurso de acercar más agua a Guadalajara, Los Altos y León, Guanajuato que han dado las autoridades del agua para defender la Presa El Zapotillo. Sobre éste, dice que se trata de una "mentira" que sólo busca la "confrontación entre pueblos".

"La verdad es que nuestras aguas servirán solo para seguir enriqueciendo las cuentas bancarias de políticos y empresarios, seguirán engordando las fortunas de ladrones y mentirosos a costa de nuestras tierras, de nuestras esperanzas, de nuestra historia, de nuestras vidas".

Llama a la organización y la movilización, "únicas armas para combatir hasta el final". Incluso, advierte del inicio de la "batalla final".

"Esta lucha de años nos ha enseñado que solo podemos confiar en nosotros y nosotras mismas, en nuestra propia fuerza, que los Partidos, los Patrones y los Caudillos, al final traicionan a su Pueblo. Nosotras y nosotros no podemos traicionarnos, no lo vamos a hacer", concluye la carta, que dirige también a "los árboles y flores de la plaza, las piedras, al Señor de la Peñita, la Iglesia, al aire y el viento".