27.4.14

CHAPALA LAKE...

Visita de "El Niño" nos dejará sedientos
EL LECHO del lago que normalmente está lleno de agua ahora es todo un estacionamiento.
Víctor Manuel Chávez Ogazón

La crisis de Chapala apenas comienza pero podría llegar a peores condiciones en el 2016 y alcanzar cifras como en su momento más crítico, allá por la década de 1945 a 1955 cuando perdía más de lo que recuperaba. Este 2014 se calcula que perderá un metro con 55 centímetros y sólo recuperará 60 centímetros.

El fenómeno del "Niño" se hará presente este año y por el mes de agosto se espera que se den muy pocas lluvias, abonando a esta crisis. En septiembre apenas se dará una leve recuperación.

Las altas temperaturas y la evaporación, además, están contribuyendo a una acelerada pérdida del vital líquido.

El Instituto de Astronomía y Meteorología de la Universidad de Guadalajara ha pronosticado que 2014 no será un buen año en lluvias, considerando que por el mes de agosto se hará presente el fenómeno del "Niño" y habrá una baja en las lluvias, con una leve recuperación en septiembre, pero que no será suficiente para dotar de agua al lago.

Con base a lo anterior, el pronóstico tanto de la Comisión Nacional del Agua (Conagua) como la Comisión Estatal del Agua (CEA) es que el lago tendrá un descenso de un metro con cinco centímetros y apenas una recuperación de 60 centímetros.

De seguir esta tendencia, en el 2016 se pudiera llegar a un escenario similar al que se dio entre 1945 y 1955, cuando se perdía más de lo que se captaba. De hecho es en el 55 cuando se dio el registro mínimo histórico, apenas se tuvo un almacenamiento de 954 millones de metros cúbicos, su cuota fue de 90.80.

En el 2002 es el segundo registro más grave con mil 138 millones de metros cúbicos y se tuvo una cota anual de 91.07.

Se pronostica que para finales de 2014 se pudiera llegar a perder mil cinco millones de metros cúbicos, algo así como un metro con cinco centímetros, para recuperar sólo 60 centímetros. Quedaría con dos mil 725 millones de metros cúbicos de agua.

Para 2015, con esa tendencia, perdería mil 238 millones de metros cúbicos, algo así como un metro 35 centímetros, y sólo alcanzaría a recuperar 60 centímetros. Terminaría el año con dos millones 62 millones de metros cúbicos.

Y en el 2016 alcanzaría a perder mil 455 millones de metros cúbicos, algo así como un metro 35 centímetros de su nivel, para quedar en mil 455 millones de metros cúbicos -uno de los niveles más bajos de la historia- y quedaría con una cota de 91.50.

Incluso podría quedar por debajo de los niveles que se requieren para bombear agua a la altura de Ocotlán, Jalisco.

Esto se reflejaría en una baja en el servicio de abastecimiento de agua para cuatro millones 700 mil habitantes de cuatro municipios.



DATOS



CHAPALA Y SUS CRISIS



AÑO COTA MÍNIMA HECTÁREAS INUNDADAS

1955 90.80 67 mil



2002 91.07 70 mil



2013 93.08 94 mil



2014 93.37 96 mil