24.4.14

HAZ TU LEY...

Crean herramienta para integrar iniciativas ciudadanas

Organizaciones civiles presentaron la plataforma a través de la cual los ciudadanos podrán presentar propuestas ante ayuntamientos y el Congreso del Estado.
 
 
La propuesta “haz tu ley” prevé además dar un seguimiento a los procesos que sigan las instituciones
La propuesta “haz tu ley” prevé además dar un seguimiento a los procesos que sigan las instituciones (Sonia Serrano)
Guadalajara
Organizaciones civiles presentaron una nueva plataforma que permitiría a los ciudadanos presentar iniciativas ante ayuntamientos y el Congreso del Estado. La propuesta “haz tu ley” prevé además dar un seguimiento a los procesos que sigan las instituciones.
En conferencia de prensa, representantes de las asociaciones Congreso Ciudadano de Jalisco y el Observatorio Legislativo del Instituto Tecnológico de Educación Superior de Occidente (ITESO) dieron a conocer esta nueva herramienta para que los ciudadanos puedan proponer soluciones a los problemas y necesidades que enfrentan.
Óscar Castro señaló que no se trata de dejar a un lado las figuras de participación ciudadana que existen en la ley y en las que se trabaja en la reforma electoral. Sin embargo, recordó que actualmente se requiere 0.5 por ciento de las firmas de los electores inscritos en el padrón para presentar una iniciativa popular.
Lo anterior representa, indicó, que una propuesta debe tener el respaldo de 25 mil electores, por lo que resulta “no sólo poco práctico, sino imposible, que un grupo de ciudadanos sin recursos logre reunir tal cantidad de firmas, para proponer ideas a los que se supone son sus representantes”.
Margarita Sierra, del Congreso Ciudadano, afirmó que para garantizar que las propuestas lleguen al pleno de los respectivos órganos, se buscan convenios con las autoridades.

EL ZAPOTILLO...


Jalisco debe tener “visión solidaria”; el agua del Río Verde no es suya: Oliva

• “El país tiene que crecer con proyectos regionales, no estatales” Julio Ríos.- Con el razonamiento de que los recursos naturales, y particularmente el agua, no tienen dueño, y aduciendo que las necesidades deben solucionarse mediante proyectos regionales, el ex gobernador de Guanajuato, Juan Manuel Oliva, justificó el proyecto de la presa El Zapotillo, que dotará de agua al vecino estado y defendió el convenio que firmó con Emilio González Márquez, a pesar de que es desventajoso para Jalisco, pues le arrebata el 72 % del líquido que debe corresponderle por aprovechamiento del caudal del Río Verde.
“El agua no viene de Jalisco. El agua viene de otros estados también y va hacia otro lugar. En Guanajuato (por ejemplo) las aguas que escurren se vienen a Chapala, y las dejamos pasar”. Con esa frase Juan Manuel Oliva, quien ahora busca ser secretario general del Comité Ejecutivo del Partido Acción Nacional (PAN), justificó el proyecto y apeló a que Jalisco debe tener “visión solidaria”, tal como la tuvo Guanajuato cuando construyó en su territorio una presa que le da agua a San Luis Potosí, y de paso a Celaya y San Miguel de Allende.
Y aunque recordó que el proyecto no sólo beneficia a Guanajuato sino también a 14 municipios alteños y a la Zona Metropolitana de Guadalajara, lo que no dijo Oliva es que según el acuerdo firmado en 2007, se modificaron los volúmenes de agua inicialmente declarados en 1995 como reservas del estado de Jalisco, que sólo se quedaría con 104 millones de metros cúbicos del Río Verde, mientras que Guanajuato se lleva 387 millones 976 mil.
“Hay bienes superiores. En Guanajuato lo hicimos así porque creemos que así debe ser. No podíamos negarle el agua a San Luis Potosí. Ese fue el tema y lo hicimos de una manera subsidiaria, porque creemos que el país tiene que crecer con proyectos regionales, ni estatales, ni municipales porque ni los estados ni los municipios se bastan a sí mismos. Hay recursos que hay en otro lado, que no tiene un estado y que hay que ir por ellos.
–Sin embargo productores alteños y líderes sociales de Jalisco se quejan de lo desventajoso del convenio que da a Guanajuato el 72% de lo que originalmente le tocaba del Río Verde.
–Tengo entendido que es más (para Jalisco). Pero aquí el tema… ¿El agua de dónde viene? El agua no viene de Jalisco. El agua viene de otros estados también y va hacia otro lugar. Como en Guanajuato las aguas que escurren se vienen a Chapala, y las dejamos pasar. Creo que es un tema de solidaridad regional. En ese sentido nosotros acordamos con San Luis Potosí, hicimos el trabajo correspondiente, se construyó la presa en el estado de Guanajuato y dijimos: ‘adelante’. Yo creo que las regiones del país deben promover su desarrollo y en ese sentido equilibrar la viabilidad y los desarrollos de los núcleos urbanos, cuidando obviamente los derechos y a los habitantes de las zonas afectadas.
Oliva consideró que para los productores alteños el tema del agua de El Zapotillo debe ser un aliciente y que los recursos para poder sumarse a la distribución de ese líquido deben surgir de una vinculación de los tres niveles de gobierno, y recordó que en Guanajuato, el estado pondrá más de mil millones de pesos para el proyecto, al igual que el municipio de León, y la federación aportará también una gran cantidad de recursos.
Descartó que El Zapotillo signifique privatización de agua jalisciense en favor de Guanajuato.
“Yo respeto cómo se resuelven los temas en Jalisco. Yo cuando fui gobernador de Guanajuato resolví lo que tenía que resolver con el tema de San Luis Potosí.”
–¿Pero cuando resolvieron en Guanajuato afectaron habitantes allá?
–Nosotros estamos pidiendo que se respete a las personas que son propietarios de las parcelas, de las comunidades. Y en este caso hay un proyecto que se autorizó y los habitantes han decidido que una tercera instancia resuelva, y que lo que resuelva se acepte.

23.4.14

OBSERVATORIO DEL AGUA...

Crean red ciudadana para cuidado del agua
ARTURO Zamora Jiménez secretario general de Gobierno, se reunió con representantes de las principales universidades para integrar el Observatorio.
José Mendoza Navarro


El gobierno del Estado de Jalisco instaurará un Observatorio Ciudadano que se encargará de la gestión integral del agua para la entidad y de fortalecer las políticas públicas para el suministro de este vital líquido a la población, anunció el Secretario General de Gobierno, Arturo Zamora Jiménez, luego de reunirse el día de ayer con representantes de las principales universidades de la metrópoli, de organizaciones ciudadanas y de integrantes de redes sociales.

Tal fue el acuerdo al que llegaron en la reunión en la que también estuvieron presentes los presidentes municipales de Cañadas de Obregón, municipio en el que se construye la presa El Zapotillo, y el de Mexticacán, además del rector general de la Universidad de Guadalajara (U de G) Tonatiuh Bravo Padilla, y autoridades universitarias del Instituto Teológico de Estudios Superiores de Occidente (ITESO) y de la Universidad del Valle de Atemajac (UNIVA).

En el tema concreto de la Presa El Zapotillo, cuya construcción implica inundar las poblaciones de Temacapulín, Acasico y Palmarejo, se determinó tomar en cuenta el sentir de la sociedad civil y el respeto irrestricto de los Derechos Humanos que les asisten, pero en el entendido que el agua es también un Derecho Humano para millones de jaliscienses.

"Este observatorio ciudadano tendrá vertientes que son las comisiones para la tutela de los derechos humanos de los habitantes de la zona, entre ellos el derecho al agua, que es fundamental, está en la Constitución y sobre todo, el manejo del agua en toda la zona de Los Altos y en el estado de Jalisco", afirmó Zamora Jiménez.

Dijo que es un modelo de gestión que orientará la toma de decisiones desde la perspectiva del Gobierno del Estado, y con la participación ciudadana a través de los organismos e instituciones representadas.

Explicó que luego de la constitución del Observatorio Ciudadano, se buscará establecer un nuevo convenio con la federación en el que solo participe el Gobierno del Estado de Jalisco y la Comisión Nacional del Agua, para la tutela efectiva de los derechos de agua de los jaliscienses, cuando menos en los próximos 30 años.

"El Observatorio Ciudadano estará emitiendo recomendaciones y el Gobierno del Estado estará respaldando estas recomendaciones, para elevarlas a la construcción de un nuevo convenio que sea mucho más equitativo, para garantizar los derechos de agua de nosotros los jaliscienses", dijo el secretario y agregó, que se invitará a organismos internacionales para que participen en el tema de gestión de agua.

Si bien es cierto que este Observatorio Ciudadano tomará parte en la polémica de Temacapulín, aspecto que aceptó el secretario General de Gobierno se ha viciado por la intervención de entes externos a Jalisco, también lo es que el organismo tiene fines y propósitos superiores al debate actual y consisten en garantizar que a los jaliscienses no nos falte el agua y para ello aportarán estudios técnicos y recomendaciones para aprovechar, incluso, los millones de metros cúbicos de aguas pluviales que año con año se desperdician.

Finalmente, Zamora Jiménez fue claro al señalar que"ya no hay discusión" respecto de la altura que tendrá la cortina dela presa El Zapotillo: será de 105 metros, esto, ante la insistencia del grupo de defensa de los poblados que serán inundados por el embalse, al que se le han sumado grupos considerados radicales de varias partes del país

OBSERVATORIO DEL AGUA...

Formalizan observatorio ciudadano para El Zapotillo

Arturo Zamora Jiménez, secretario general de Gobierno, dijo que las universidades, organizaciones y autoridades de la región de Los Altos aceptaron participar en él.

La construcción de la presa no se ha detenido.
La construcción de la presa no se ha detenido. (Carlos Zepeda)
Guadalajara
Universidades y autoridades municipales de la zona de Los Altos aceptaron participar en la integración de un observatorio ciudadano que dará seguimiento al proceso de acceso al agua de la presa El Zapotillo.
Después de una reunión en palacio de gobierno, el secretario General, Arturo Zamora Jiménez, dijo que ya hay un acuerdo para la creación de este organismo, del cual saldrán las opiniones para la integración de un nuevo convenio con la Comisión Nacional del Agua (CNA), que permita garantizar los derechos de los jaliscienses sobre el agua del río Verde, con la dotación de la infraestructura hidráulica necesaria.
El nuevo convenio incluirá la definición de todas las obras que tendrán que ejecutarse para el aprovechamiento del agua de El Zapotillo para la zona de Los Altos y la zona metropolitana de Guadalajara. “Tenemos que ver cuántas derivadoras se requieren, de qué calidad se necesitan, dónde se tienen que hacer, si hay necesidad de hacer represas, no solamente en el río Verde, sino en la ruta del río Santiago, que es lo que tenemos que ver, sobre todo para el aprovechamiento de agua en la zona metropolitana”, afirmó.
Zamora dijo que también deberá revisarse la forma en que se financiarán las obras, el porcentaje que será inversión federal y estatal, y cuánto podrá ser a través de recursos público-privados.
En el observatorio participan la Universidad de Guadalajara, el Instituto Tecnológico de Educación Superior de Occidente (ITESO) y la Universidad del Valle de Atemajac, Conredes, productores de Los Altos y los alcaldes de Mexticacán y Cañadas de Obregón. También se incorporarán organismos internacionales especializados en temas hidráulicos.
MILENIO JALISCO dio a conocer que el gobierno del estado integraría un observatorio ciudadano para dar seguimiento a la reubicación de los habitantes del poblado de Temacapulín, así como para la distribución del agua de la presa El Zapotillo. Zamora Jiménez dijo que la próxima semana se formalizará el observatorio y esperan que en 14 días comience a funcionar.
Por su parte, los representantes de la región alteña, Juan Guillermo Márquez Gutiérrez por el Consejo Regional para el Desarrollo Sustentable (Conredes), José Luis Aceves González, de la diócesis de San Juan de los Lagos, y el presidente de los silvicultores de Los Altos, Luis Antonio de Alba Ruezga, señalaron enfáticamente que no avalan el proyecto de El Zapotillo y que sostienen que el trasvase del río Verde a León será altamente perjudicial para la demarcación.
“No estamos para legitimar ninguna obra como hecho consumado, estamos cuestionando el reparto del agua como se dio para establecer el proyecto, y queremos se clarifique que ese reparto no puede ser, sencillamente porque no tenemos agua para regalar”, explicó Márquez Gutiérrez.
Los asistentes lamentaron la ausencia del gobernador Aristóteles Sandoval, pues consideran necesaria su intercesión para frenar los daños. El observatorio lo entienden como una posibilidad de analizar el problema, no como una legitimación de la obra, añadieron

OBSERVATORIO DEL AGUA...

Gobierno del Estado busca nuevo convenio con Conagua


Según el secretario general de Gobierno, Arturo Zamora Jiménez, ya ''no hay discusión'' en torno a la altura de El Zapotillo.
 
Dicho acuerdo buscará ''la gestión integral'' de agua
    La altura de la cortina para El Zapotillo no está a discusión; es un tema ya superado: Arturo Zamora
GUADALAJARA, JALISCO (22/ABR/2014).- Para optimizar la política de agua en Jalisco, a fin de que ésta permita un abastecimiento ininterrumpido de líquido a todos sus habitantes, e incluso vea por un manejo adecuado de él, el Gobierno del Estado busca acercamiento con la Comisión Nacional del Agua (Conagua) para firmar un nuevo convenio.

Dicho acuerdo buscará "la gestión integral" de agua, y de ninguna manera está relacionado con el convenio de extracción de agua del Río Verde (en debate coyuntural por el porcentaje de agua que se entregará desde la Presa El Zapotillo a Guadalajara, Los Altos de Jalisco y León, Guanajuato), pues éste, así como está, "favorece a los jaliscienses".

Según el secretario general de Gobierno, Arturo Zamora Jiménez, ya "no hay discusión" en torno a la altura de la cortina para el embalse que se construye en el municipio alteño de Cañadas de Obregón, y que en su puesta en marcha inundará tres poblaciones: Temacapulín, Acasico y Palmarejo. "Es un tema ya superado; está en 105".

El nuevo convenio será construido con recomendaciones de un "observatorio ciudadano" que verá la luz, estima, en 14 días, y en el cual participarán expertos de la Universidad de Guadalajara, la Univa (Universidad del Valle de Atemajac) y el ITESO (Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Occidente).

Esta mañana se reunieron los rectores de esas instituciones académicas con el secretario de Gobierno, y a la cita también fueron invitados los alcalde de Mexticacán y Cañadas de Obregón (localidades próximas a El Zapotillo). De acuerdo con Arturo Zamora, todos ellos conformarán el nuevo observatorio, al cual también se sumarán "organismos internacionales" y "redes ciudadanas".

En los planes del Gobierno del Estado está que de todas partes salgan recomendaciones. Así, el convenio que buscarán con la Conagua ya trazará un plan hídrico "para ver cuántas derivadoras se requieren; de que calidad se necesitan; dónde se tienen que hacer; si hay necesidad de hacer (nuevas) represas, no solo en el Río Verde, sino en la cuenca del Río Santiago, y lo que tenemos que ver para el aprovechamiento de agua, sobre todo en la Zona Metropolitana de Guadalajara".

El Estado, dice Arturo Zamora, respaldará cualquier recomendación que salga del observatorio, ente que "tendrá comisiones para la tutela de los derechos humanos de los habitantes".

"Revisar, incluso, el manejo de agua que se hace de la cuenca Lerma-Chapala. El asunto es que, si ya estamos procurando dar este paso con la opinión ciudadana debidamente formada, el Gobierno de Jalisco tendrá que avanzar de forma determinante para construir un mejor modelo de gestión del agua".

Finalmente, abre la puerta a alternativas descartadas por anteriores administraciones como el aprovechamiento del agua pluvial. "No lo hemos podido aprovechar porque no tenemos infraestructura; por eso es importante sus recomendaciones para avanzar y poder aprovechar de forma sustancial el líquido".

Conozca más detalles obre la construcción de la Presa El Zapotillo aquí.

EL INFORMADOR / ISAACK DE LOZA

EL ZAPOTILLO...

El Zapotillo: el autismo de un gobierno

Juan Carlos Guerrero.- Una vez más el gobierno de Aristóteles Sandoval le da la espalda a aquellos que confiaron en su palabra. Día aJuan Carlos Guerrero.-
Una vez más el gobierno de Aristóteles Sandoval le da la espalda a aquellos que confiaron en su palabra. Día a día, la figura que supuestamente reivindicaría las aspiraciones de los jaliscienses –luego de 20 años de panismo–, se ha venido reduciendo de manera vertiginosa. Esta vez, son los pobladores de Temacapulín, Palmarejo y Acasico, los agraviados directos del ya visible, estilo desentendido del gobernador Aristóteles Sandoval para ejercer el cargo.
Y es que como un balde de agua fría les cayó a los habitantes de dichas comunidades, la noticia de que el gobierno federal, por medio de la Comisión Nacional del Agua (Conagua) y respaldado por el gobierno del estado de Jalisco, finalmente llevará a cabo la construcción de la presa El Zapotillo, construyendo una cortina de 105 metros de altura con la cual quedan condenadas a ser inundadas las comunidades antes referidas.
La decisión de inundar los tres pueblos que hoy día respalda el gobierno del estado, contraviene la orden emitida por la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) en agosto del 2013. En la misma, la SCJN anula el convenio firmado por los gobernadores de Jalisco y de Guanajuato durante el año 2007, determinado que la altura de la presa debe quedar en 80 metros, con lo que se salvarían de quedar en el fondo de la presa los tres poblados.
Sin importar el compromiso público del propio Aristóteles ante los pobladores –y los jaliscienses todos– de no aprobar ninguna construcción que implicara la desaparición de dichas comunidades, al fin de cuentas, el gobernador traiciona su compromiso, justo a la usanza priísta de hacer las cosas durante el periodo de las vacaciones de Semana Santa, buscando con ello aminorar el impacto de la ingratitud del gobernador hacia los vecinos de Temacapulín, Palmarejo y Acasico.
En medio de esta indigna escenificación pública de los poderes federal y estatal dándole la espalda a esos miles de jaliscienses que de manera directa e indirecta tienen enraizada su vida en la zona que poderosos intereses insisten en desaparecer, vemos cómo de manera vertiginosa, los contrapesos del poder se van ajustando a los intereses del gobierno federal –sin importar poner en duda la orden de la SCJN–, siendo la tarea del gobernador de Jalisco la de hacerse a un lado y no hacer ruido; no en balde el infame autismo que en los últimos días han presentado las instancias de comunicación del Estado ante el tema de la presa El Zapotillo.
En una especie de ballet sarcástico –y muy común ya en casos como el que nos atañe el día de hoy– surgen voces, discursos que se pretenden mediadores, pero que en el fondo no buscan otra cosa más que la de ir cerrando la pinza del plan maestro del gobierno federal para que los agraviados finalmente se conformen y sean arrancados de cuajo del terruño –espacio único– que le da sentido a sus vidas.
Es por ello que en estos días oímos cosas como las dichas por el arzobispo de Guadalajara, quien conmina al gobierno del estado a cubrir en lo posible, los daños causados a los pobladores que serán reubicados. Esta aparente simple opinión, sitúa los hechos en el plano de la resignación, no importando que de por medio se encuentre una orden de la SCJN.
Son estas posiciones –entre muchas otras que despliegan un quietismo suicida– las que contribuyen al retorno flamante del autoritarismo en el gobierno del estado. De ahí que sea más que importante que los jaliscienses situemos las dos historias que corren respecto al tema de la presa El Zapotillo, para con ello, poder tomar una postura más justa.
La primera de ellas era –hasta hace no más de un par de semanas– que la altura de la cortina de la presa sería conforme al dictamen de la SCJN, de 80 metros, salvándose con ello de ser inundadas las tres poblaciones aludidas.
La segunda historia que aparece apenas hace unos días, surge de manera casi siniestra, nadie sabe de dónde vino, pero su trama central es que siempre sí, que sí se van a inundar los pueblos. Lo más escandaloso es que el gobernador de Jalisco, uno de los actores involucrados de manera capital en esta segunda historia, hace mutis en el momento crítico, en el preciso momento en que debería dar la cara por los jaliscienses.
Eso es autoritarismo. Ya no podemos cuestionarlo: el PRI está de regreso. De ahí, que ante el autismo del Ejecutivo estatal, el Partido de la Revolución Democrática (PRD) haya exigido mediante sus representantes en el Congreso del Estado, llamar a cuentas a los titulares del Ejecutivo del estado, de la Semarnat y de la Conagua para que se respete íntegramente el cumplimiento de la sentencia de la SCJN.
Por último –y acusando un terrible contrasentido respecto a los derechos humanos de los habitantes de Temacapulín, Palmarejo y Acasico– es destacable que sean los panistas los únicos en aplaudir la actual situación que pone literalmente en la cuerda floja a decenas de familias.
Ellos, panistas, son los únicos que aplauden la decisión de inundar las poblaciones. Y no sólo eso, en una acción soberbia y altanera, le atribuyen sin tapujos ni pudor alguno –como si destruir la vida de esos cientos de personas fuera cosa de mucho orgullo– la imposición del proyecto  de la presa al ex gobernador panista Emilio González Márquez.
Vaya, formas viejas de pensar en la política, cegados del todo ante el clamor popular, mismo que los tiene en la lona electoralmente, y que al parecer no logran comprender.

OBSERVATORIO DEL AGUA...

Crearán el observatorio para la gestión del agua en Jalisco

• Tutelará los derechos humanos de los habitantes y la distribución del líquido
Arturo Zamora anunció la creación del observatorio en el que participarán la UdeG, ITESO y Univa. Foto Arturo Campos Cedillo
Arturo Zamora anunció la creación del observatorio en el que participarán la UdeG, ITESO y Univa. Foto Arturo Campos Cedillo
Sergio Hernández Márquez.- En el caso de la gestión del agua la historia se repite en lapsos de tiempo muy breves. Frente a los cuestionamientos por la edificación de la Presa El Zapotillo, sobre el Río Verde, ayer se anunció por el gobierno estatal, la creación del Observatorio Ciudadano para la Gestión Integral del Agua para el estado de Jalisco, integrando universidades y otras instancias.
Han pasado apenas 11 años desde que se realizó un ejercicio similar, con fines muy parecidos, sin resultados tangibles y con personajes que ahora vuelven a aparecer.
El 17 de junio del año 2003, cuando existía una fuerte oposición académica y social al proyecto de la Presa de Arcediano, sobre el Río Santiago, el gobierno de Francisco Ramírez Acuña decidió crear un Consejo Académico del Agua, con la supuesta intención de que las universidades enriquecieran la visión institucional para la gestión del agua.
En ese entonces, ingenieros de la Comisión Estatal de Agua y de la Comisión Nacional del Agua, habían decidido ya que la solución en el Área Metropolitana era edificar la Presa de Arcediano. Los académicos sólo sirvieron para justificar la supuesta participación social en una decisión ya tomada.
Ahora, en 2014, la creación de un observatorio del agua se hace luego de que ingenieros decidieran, sin tomar en cuenta otras visiones, que la Presa El Zapotillo resolverá las necesidades de agua de León y del Área Metropolitana de Guadalajara.
En ambos momentos estuvo presente Enrique Dau Flores, primero en 2003 como titular de la Comisión Estatal del Agua en el gobierno del panista Francisco Ramírez Acuña y ahora como titular de la Consejería en el gobierno del priísta Jorge Aristóteles Sandoval.
El Consejo Académico del Agua fue cooptado desde entonces por la Comisión Estatal del Agua. Sesionó una vez al mes y nunca funcionó para los fines que fue creado, ya que las decisiones en el tema las siguen resolviendo los ingenieros, sin tomar en cuenta los puntos de vista de otros expertos en la gestión del vital líquido.

El nuevo observatorio
El secretario general de Gobierno, Arturo Zamora Jiménez, anunció ayer la creación del Observatorio Ciudadano para la Gestión Integral del Agua para el estado de Jalisco, ante la presencia de los rectores de la Univa, ITESO y Universidad de Guadalajara, así como los presidentes municipales de Mexticacán y Cañadas de Obregón, además de representantes de redes e instituciones ciudadanas.
El funcionario expuso que se llegó a la conclusión de crear el observatorio donde se tomará en cuenta el sentir de la sociedad civil, en la problemática del agua y en el caso particular con la construcción de la Presa El Zapotillo.
“Este observatorio ciudadano tendrá vertientes que son las comisiones para la tutela de los derechos humanos de los habitantes de la zona, entre ellos el derecho al agua, que es fundamental, está en la Constitución y sobre todo, el manejo del agua en toda la zona de Los Altos y en el estado de Jalisco”, mencionó Zamora Jiménez.
Dijo que es un modelo de gestión que orientará la toma de decisiones desde la perspectiva del gobierno del estado, y con la participación ciudadana a través de los organismos e instituciones representadas.
Explicó que luego de la constitución del Observatorio Ciudadano, se buscará establecer un nuevo convenio con la federación en el que sólo participe el gobierno del estado de Jalisco y la Comisión Nacional del Agua, para la tutela efectiva de los derechos de agua de los jaliscienses, cuando menos en los próximos 30 años.
“El Observatorio Ciudadano estará emitiendo recomendaciones y el gobierno del estado estará respaldando estas recomendaciones, para elevarlas a la construcción de un nuevo convenio que sea mucho más equitativo, para garantizar los derechos de agua de nosotros los jaliscienses”, dijo el secretario y agregó que se invitará a organismos internacionales para que participen en el tema de gestión de agua.

22.4.14

22 DE ABRIL...

Posted: 22 Apr 2014 01:09 AM PDT

A pesar de que parezca que quedan muchos días para que llegue, en verdad tenemos cada vez más cercano el Día de la Tierra. ¿Quieres saber cuándo y qué se celebra?

Cuidado de la tierra
El próximo 22 de abril tendrá lugar la celebración del Día de la Tierra, un acto muy esperado para algunos y desconocido para otros pero que, sin duda alguna, no pasará desapercibido para los amantes del medio ambiente.

¿Qué es el Día de la Tierra?

Día de la tierra
Todos los años, el día 22 de abril tiene lugar la celebración del Día de la Tierra en todo el mundo. Un evento cuya finalidad principal es la concienciazión de la importancia del cuidado del medio ambiente.
La celebración de dicho día se realizó por primera vez el 22 de abril de 1970, cuyo impulsor fue el senador estadounidense Gaylord Nelson, con el objetivo de lograr inculcar una moralidad y una ética basada en el respeto y cuidado del medio ambiente.
Desde dicho momento, la festividad conocida como el Día Internacional de la Tierra saca a la luz todos los años la importancia vital de las necesidades económicas, sociales y medioambientales tanto de las generaciones actuales como de las futuras.

¿Qué se celebra el Día Internacional de la Tierra?

Cuidar la naturaleza
Este día de vital relevancia para todos aquellos ecologistas tiene como principal fin hacer reflexionar a la sociedad sobre la importancia del cuidado del medio ambiente, así como de los recursos naturales de que disponemos.
Durante toda la jornada se busca alcanzar la comprensión de todos aquellos que día a día consumen y malgastan sin tener en cuenta las consecuencias que sus actos tienen no solo en la sociedad, si no también en el planeta.
Los temas que se tratan el 22 de abril van desde la contaminación medioambiental hasta la superpoblación; tratando temas tan espinosos como la relación que el hombre tiene con el medio que le rodea.
Paisajes naturales
Sin duda alguna un día para reflexionar en el que esperamos que todos aquellos que habitualmente están demasiado ocupados como para cuestionarse o preocuparse por el resto del mundo, hallen un minuto para pensar en qué hay más allá de sus vidas y de la sociedad que ellos conocen.

EL ZAPOTILLO...


Inundar Temacapulín es un 'genocidio disfrazado'

La Presa el Zapotillo, tendrá una altura de 105 metros, lo que implicará la inundación de Temacapulín, Acasico y Palmarejo.
  • 'Nadie tiene facultad para decidir el destino de nuestro pueblo', protestan
  • Movimiento de Defensa ratifica lucha para salvar a la comunidad alteña
GUADALAJARA, JALISCO (22/ABR/2014).- No es un simple proceso de reubicación para garantizar suficiencia de agua a la Zona Metropolitana de Guadalajara: construir la Presa El Zapotillo a una altura de 105 metros es un “genocidio” y ha sido “disfrazado de una crisis hídrica” en Jalisco y su ciudad capital.

El comité en defensa de los poblados de Temacapulín, Acasico y Palmarejo, las tres localidades alteñas que serán inundadas por el embalse que se construye en el municipio de Cañadas de Obregón, sostiene que ninguna autoridad, ni estatal ni federal, tiene facultad para decidir sobre el futuro de sus pueblos.

Además, el frente unido contra la presa —que, de acuerdo con las autoridades, garantizará abasto a la zona de Los Altos, a León, Guanajuato, y a la ciudad de Guadalajara— llama a todos los movimientos en defensa de la preservación de los pueblos a unirse en la lucha por “Temaca”.

La oposición, dice el frente de resistencia a través de un comunicado, será permanente y auxiliada por “el Señor de la Peñita” y la “Virgen de los Remedios”.

“No nos dará la espalda y aquí hoy frente a él ratificamos nuestra fe, la defensa de nuestra comunidad y de nuestro patrimonio religioso. Así como en otras épocas, es momento de sacar la casta alteña para defender lo que por derecho nos corresponde: nuestra religiosidad y sitios sagrados”.

Defiende también que la oposición al proyecto —que tendrá un costo superior a los 13 mil millones de pesos— no ha sido sólo eso, sino que ha contribuido a la demanda de una mejor gestión de agua para Jalisco.

“Los gobernantes que van y vienen no han aceptado nuestras razones ni nuestras propuestas. Por eso, hoy, ante las amenazas de un desalojo forzoso, invocamos la protección del Señor de la Peñita y de la Virgen de los Remedios. Nuestra lucha está sustentada en nuestra fe y la doctrina social de la Iglesia Católica, basada en la protección de los derechos humanos de todas y todos sus feligreses”.

Con o sin el apoyo de las autoridades eclesiásticas, sostiene el Comité Salvemos Temacapulín, Acasico y Palmarejo, la lucha por salvar de la inundación a “Temaca” continuará.

El pasado 11 de abril, el Gobierno federal informó que rechazó todas las alternativas sugeridas por el de Jalisco para dotar de agua a la ZMG, Los Altos y León, mientras que la Presa El Zapotillo ya rebasó los 80 metros de altura.

“GENOCIDIO”
Según el Diccionario


El Diccionario de la Real Academia Española define genocidio como “exterminio o eliminación sistemática de un grupo social por motivo de raza, de etnia, de religión, de política o de nacionalidad”.

REPARTO DEL AGUA
Gobernador promete combatir abusos


El Gobierno de Jalisco no permitirá abusos de parte de otros estados por el uso del agua que se repartirá de la Presa El Zapotillo, aseguró el titular del Ejecutivo, Aristóteles Sandoval Díaz.

Señaló que el equipo de seguimiento que la autoridad envió a la región de Temacapulín buscará dialogar con cada uno de los pobladores y despejar sus inquietudes en cuanto a los beneficios que traerá la presa y cómo se aprovechará el agua del Río Verde, que deberá dotar de agua suficiente a la Zona Metropolitana de Guadalajara y Los Altos de Jalisco.

“Manifiesto con mucha claridad y determinación: en nuestro Gobierno vamos a defender que el agua sea para los jaliscienses, que no haya abusos ni excesos por parte de otros estados”.

También dijo que el Gobierno del Estado tendrá un acuerdo con la Comisión Nacional del Agua, para que las aguas del Río Verde beneficien en mayor cantidad a los jaliscienses: 5.3 millones de personas en la ZMG y más de medio millón en Los Altos.

El Comité Salvemos Temacapulín, Acasico y Palmarejo ha señalado que rechazarán el diálogo con ningún representante del Ejecutivo que no sea el gobernador. Ayer, Sandoval omitió comentar si asistirá pronto al pueblo; dijo que la mesa que se instaló en la zona primero debe conocer la realidad técnica, para después tener un posicionamiento de su parte.

“Necesitamos seguir atendiéndolos uno por uno para conocer cuál es su expectativa; no se había hecho esto, porque nosotros teníamos un compromiso”, recordó, antes de señalar que ahora hay información, “estudios geológicos de que podemos poner en riesgo la vida de pobladores; no voy a arriesgar una sola vida”.

EL ZAPOTILLO...

Se pretende un “genocidio disfrazado de crisis hídrica”, advierte Salvemos Temaca

• Llama a todos los movimientos sociales a defender el poblado Mauricio Ferrer.- La decisión de las autoridades federales y estatales para elevar a 105 metros de altura la cortina de la presa El Zapotillo es un “genocidio disfrazado de una crisis hídrica en Jalisco y Guadalajara”, así afirmó el Comité Salvemos Temacapulín, Acasico y Palmarejo.
A través de un pronunciamiento, la organización llamó a todos los movimientos sociales a sumarse a su causa, para evitar la inundación de los tres poblados.
“Reprobamos todas las formas de privatización del agua y llamamos a todos los movimientos a unirse para poder evitar un genocidio, disfrazado de una crisis Hídrica en Jalisco y Guadalajara”, subraya el documento emitido este lunes.
El pasado 10 de abril, la Comisión Nacional del Agua (Conagua) informó al gobierno de Jalisco de su decisión de elevar la cortina de la presa El Zapotillo a 105 metros, aun cuando la Suprema Corte de Justicia de la Nación ordenó a la entidad que tal obra no debe rebasar los 80 metros de altura.
El argumento de la Conagua fue que los 80 metros no garantizan la seguridad para los tres poblados. Al día siguiente, el 11 de abril, el gobernador Aristóteles Sandoval Díaz responsabilizó a la autoridad federal de tal decisión y anunció que a través de la Procuraduría Social del estado, iniciaría el proceso de indemnización a los afectados.
Pero la dependencia a cargo de Felícitas Velázquez comenzó con el pie izquierdo con los pobladores. El día 16 sostuvo una reunión a puerta cerrada con las autoridades de Cañadas de Obregón, la cual tiene que dar el permiso de uso de suelo para la construcción de la presa.
El Comité Salvemos Temacapulín, Acasico y Palmarejo reprochó el secretismo de la Procuraduría Social y el que no se le haya convocado al diálogo; pero advirtió que no entablará ninguna negociación si no es con el gobernador Aristóteles Sandoval.
Ayer, el Comité recordó que desde que inició la defensa de su territorio en 2005, siempre ha buscado que su voz sea escuchada por los gobernantes en turno, del color que sean.
“Los gobernantes que van y vienen no han aceptado nuestras razones, ni nuestras propuestas, por eso, hoy, ante las amenazas de un desalojo forzoso invocamos la protección del Señor de la Peñita y de la Virgen de los Remedios. Nuestra lucha está sustentada en nuestra fe y la doctrina social de la Iglesia católica basada en la protección de los derechos humanos de todas y todos sus feligreses; aun con el apoyo o sin éste de las autoridades eclesiásticas seguiremos en la resistencia y en la lucha de nuestra comunidad”, expresaron los afectados.
Los pobladores de Temacapulín expresaron que la fe es el motor que les hace seguir de pie y “para defender lo que todas las autoridades de diferentes niveles han condenado a desaparecer por diferentes intereses particulares”.
De ahí que rechazaron que las autoridades de cualquier nivel tengan las facultades para determinar el futuro de la comunidad.
“Nosotros, pueblo de Temaca, seguiremos resistiendo. El Señor de la Peñita no nos dará la espalda y aquí hoy frente a él ratificamos nuestra fe, la defensa de nuestra comunidad y de nuestro patrimonio religioso. Así como en otras épocas, es momento de sacar la casta alteña para defender lo que por derecho nos corresponde, nuestra religiosidad y sitios sagrados”, concluyó el Comité en su comunicado.

EL ZAPOTILLO...

El Ejecutivo gestionará un convenio con la Conagua para definir usos de El Zapotillo

• El acuerdo tiene que establecer asuntos de distribución, costos e infraestructura
Nuestras promesas las hemos llevado al límite, pero no estamos dispuestos a arriesgar una sola vida, subrayó Aristóteles Sandoval ayer en rueda de prensa. Foto cortesía Gobierno del Estado
Nuestras promesas las hemos llevado al límite, pero no estamos dispuestos a arriesgar una sola vida, subrayó Aristóteles Sandoval ayer en rueda de prensa. Foto cortesía Gobierno del Estado
Por: Analy S. Nuño
22 de abril 2014.- Hasta conocer la situación particular de cada poblador de Temacapulín, se tendrá un posicionamiento claro con ellos, aseguró el gobernador Aristóteles Sandoval Díaz, quien dijo que ha hecho lo necesario para cumplir sus promesas con el poblado ubicado en el municipio de Cañadas de Obregón.
En rueda de prensa, Sandoval Díaz explicó que los trabajos encabezados por la procuradora social, Felícitas Velázquez, son parte del proceso de diálogo para dar seguimiento a la problemática de la región y poder atender uno por uno a los habitantes afectados por la inundación de Temacapulín, Acasico y Palmarejo por la construcción de la presa El Zapotillo.
El mandatario aseguró que se integrará la visión “de todos” en el tema del aprovechamiento del agua del Río Verde para abastecer a la Zona Metropolitana de Guadalajara y a la región de Los Altos de Jalisco.
Ahora sí empezamos un proceso para saber cuál es la situación particular de cada uno de ellos, y esta mesa que establecimos primero debe conocer la realidad, para después yo tener un posicionamiento claro con ellos, pero sigo de su lado, no están solos, este es un gobierno que escucha, atiende, entiende la realidad. Pero no puede ser tampoco omiso a las realidades técnicas o la información superveniente que podamos tener para tomar las decisiones”, expuso.
Aseveró que cuenta con información y estudios geológicos que le permiten advertir el riesgo de construir una cortina de 80 metros de altura.
Por tal motivo, a partir de ahora el gobierno del estado se concentrará en crear un acuerdo directo con la Comisión Nacional del Agua (Conagua) para establecer que Jalisco sea la entidad más beneficiada con el embalse y garantizar que “no haya abusos ni excesos por parte de otros estados”.
En dicho acuerdo se deben fijar los gastos de operación de El Zapotillo, así como cuánto costará llevar el agua a la zona metropolitana y a los Altos y de dónde saldrán los recursos para ésto.
Debemos garantizar la certeza y la claridad de dónde vendrán: si son públicos, públicos-privados, si son de la federación, si son privadas y además, inclusive, los gastos de operación en su momento, de cuánto va a costar que llegue el agua a las casas”. Agregó que proceso se tiene que llevar “con mucha claridad, de una manera plural, incluyente” y no permitir “ni un solo abuso con relación al proceso que se tenga que llevar a cabo para el abasto de agua”.
Acerca de las críticas surgidas luego de la resolución de la Conagua para elevar la cortina de la presa a 105 metros –a pesar de las promesas de que el poblado no sería inundado– Sandoval Díaz insistió en que “Nuestras promesas las hemos llevado hasta el límite para el cumplimiento, pero no vamos a estar dispuestos a arriesgar una sola vida”.