31.8.14

EL BOSQUE AMENAZADO...

Macrolibramiento, una amenaza para bosque de Juanacatlán

• Se han registrado acciones de compra-venta de ejidos para fraccionamientos
Integrantes del grupo ecologista El Roble, advirtieron que la obra del Macrolibramiento podría poner en peligro el bosque de Juanacatlán. Foto Héctor Jesús Hernández
Integrantes del grupo ecologista El Roble, advirtieron que la obra del Macrolibramiento podría poner en peligro el bosque de Juanacatlán. Foto Héctor Jesús Hernández
Por: Elizabeth Rivera Avelar
A pesar de que la obra del Macrolibramiento aún no está terminada, los desarrolladores inmobiliarios ya están especulando con los terrenos aledaños para construir fraccionamientos.
En cuanto se dio a conocer la noticia del proyecto del Macrolibramiento, las empresas constructoras iniciaron negociaciones para comprar terrenos ejidales, denunciaron integrantes del grupo ecologista El Roble.
“Hay acciones de compraventa de áreas ejidales por parte de empresas; hace tres años ofrecieron un millón de pesos por hectárea en la parte norte del municipio. Ya hay algunos fraccionamientos en la zona que colinda con el municipio de Zapotlajeno, cerca de lo que conocemos como Puente Grande”, comentó el activista y poblador de Juanacatlán, Enrique Cárdenas Padilla.
Los integrantes del grupo ecologista denunciaron y advirtieron que el desarrollo urbano podría poner en peligro el bosque de Juanacatlán.
“El 80 por ciento del Macrolibramiento está dentro del territorio municipal, solamente faltan pequeñas porciones del trayecto para que quede listo para ponerse en servicio; creemos que a partir de esta vía se incrementará la deforestación”, señaló Enrique Cárdenas.
Los habitantes de Juanacatlán recordaron que el bosque es nativo y tiene especies de árboles como el roble-encino, tepehuajes, palo dulce y sicuas. El bosque está compuesto por cinco mil hectáreas; hace una década la superficie era mayor, pero se ha ido reduciendo por intereses económicos, tan sólo en el año 2003 se desforestaron 500 hectáreas para plantar agave.
“Hasta 1980, la mayor parte del territorio de Juanacatlán se consideraba bosque, sin embargo, a partir de 1980 se comenzaron a dividir las áreas comunes de los ejidos, específicamente en el ejido Juanacatlán, y a repartirse tanto a ejidatarios como a no ejidataritos. Así inició el proceso de deforestación, junto con el cultivo del agave”, lamentó el entrevistado.
Otro problema que traerá el Macrolibramiento al pueblo de Juanacatlán, es que lo partirá a la mitad: los habitantes sólo podrán ir de un lado a otro por cuatro cruces (El Saucillo, La Tuna, Mesa del Salitre y Los de Andas), con lo cual los pobladores prevén que tendrán problemas en las labores de cultivo y cosecha.
Algunos ejidos, como el de Juanacatlán, han solicitado que les dejen más cruces, sobre todo para llegar a las parcelas y a las áreas de cultivo que están en la parte oriente de la autopista. Hasta el momento no ha habido respuesta.
El bosque se ubica en la parte oriente de la cabecera municipal; abarca la zona de frente a Atequiza, hasta el rumbo de Zapotlanejo, pasando por el cerro Del Molino y el cerro de Santa Fe. 

“Todo esa área queda de bosque natural, aún hay fauna y también depredación de aficionados a la cacería”, remató el activista.

30.8.14

RIOS QUE LLORAN...

Una toma clandestina de petróleo contamina un río al norte de México

El crudo derramado de un oleoducto de Petróleos Mexicanos afecta 23 kilómetros del cauce en una región agrícola

México
Trabajadores limpian el derrame de petróleo. / DANIEL BECERRIL (REUTERS)
La fuga de petróleo causada por una toma clandestina en un ducto de Petróleos Mexicanos (Pemex) ha provocado la contaminación del río San Juan en el Estado mexicano de Nuevo León (norte del país). El robo del hidrocarburo en el oleoducto Madero-Cadereyta fue detectado el domingo por las autoridades cuando el crudo ya se encontraba en el arroyo ubicado en una zona agrícola particularmente productiva. El derrame afecta unos 23 kilómetros del cauce, han informado las autoridades mexicanas.
"Estamos pidiendo a la gente en estas áreas que evite el consumo de agua local y también el de pescado obtenido en la zona afectada", ha explicado a la prensa mexicana Víctor Cabrera, delegado estatal de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa). La fuga ocurrió cerca de un canal que conduce las aguas para el riego de cinco ejidos de la región. Las autoridades han anunciado que distribuirán agua embotellada entre los habitantes de la zona afectada.
La petrolera mexicana detuvo la fuga el fin de semana y ha enviado un equipo de limpieza de 300 personas para sanear el cauce del río, una labor que podría llevar hasta tres meses. Pemex ha cortado el flujo del hidrocarburo en este oleoducto y ha anunciado que presentará una denuncia para que se inicien las investigaciones sobre el incidente. Hasta ahora se desconoce si el derrame fue provocado por un grupo del crimen organizado.
La petrolera mexicana ha enviado un equipo de limpieza de 300 personas para sanear el cauce del río, una labor que podría llevar hasta tres meses
El robo de hidrocarburos de los ductos mexicanos ha aumentado en los últimos nueve años, según datos de la petrolera mexicana. En 2013, Pemex detectó más de 2.000 tomas clandestinas en sus ductos, cuando en 2005 apenas se encontraron unas 136 en todo el país. El Estado de Nuevo León se encuentra entre la regiones más sensibles al hurto de sus ductos, el año pasado ocupó el octavo lugar en robo de hidrocarburos cuando se localizaron 136 tomas clandestinas. En noviembre de 2013, el director de Pemex, Emilio Lozoya, reconoció ante la Cámara de Diputados que entre 2011 y 2013 la petrolera perdió unos 1.144 millones de dólares en robo de hidrocarburos a través de tomas ilegales.
El derrame en Nuevo León ocurrió 10 días después de que una fuga de ácido sulfúrico en una mina de cobre contaminó el río Sonora (noreste de México) , de 420 kilómetros de longitud, y dejó sin suministro de agua a unos 20.0000 habitantes

RIOS QUE LLORAN...


México culpa a una minera del peor desastre ambiental en la historia del sector

El Gobierno acusa a Grupo México del derrame de 40.000 metros cúbicos de ácido sulfúrico

Las aguas del río Sonora, tras el derrame. / Julian Ortega (AP)
El peor desastre ambiental que ha ocurrido en el sector minero en México en su historia contemporánea es responsabilidad de Grupo México, una de las empresas del ramo más grandes del mundo, y gestora de la mina Buenavista del Cobre, situada en el municipio de Cananea, en Sonora, al noroeste del país. El diagnóstico realizado por el Gobierno mexicano ha calificado el incidente como el más grave ocurrido en “tiempos modernos”. Más de 40.000 metros cúbicos de sulfato de cobre se derramaron sobre el río Sonora y al menos 20.000 personas han sido afectadas, miles de hectáreas de cultivo y cabezas de ganado se han perdido. Los cuantiosos daños todavía están por calcularse, pero podrían alcanzar fácilmente decenas de millones de dólares.
El derrame de sulfato de cobre, una sustancia resultado del proceso para obtener el mineral, ocurrió por negligencias en la mina de Buenavista del Cobre, detalló la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales mexicana (Semarnat). Las versiones de Grupo México sobre el incidente ocurrido el 6 de agosto habían variado al pasar de los días. Primero dijeron que se había debido a las lluvias “atípicas”. Después que habían avisado por correo electrónico a las 24 horas de ocurrido el suceso. Más tarde, un portavoz declaró a la radio que el contenido de los ácidos “no era tóxico en sí mismo”.
El Gobierno mexicano, por su parte, señaló que la responsabilidad de que 40.000 metros cúbicos de sulfato de cobre, una sustancia tóxica, se derramasen sobre el río Sonora, que alimenta a por lo menos 20.000 personas, es “100% de Grupo México”.
El secretario de Medio Ambiente, Juan José Guerra Abud y el director de Conagua, David Korenfeld, durante la rueda de prensa de este martes. / Alex Cruz (EFE)
Las investigaciones del Gobierno, afirmó este martes Juan José Guerra Abud, titular de Semarnat, demuestran que la fuga se debió a un fallo en el amarre de un tubo polietileno y la falta de una válvula. El funcionario añadió que los reportes del Sistema Meteorológico Nacional mexicano revelan que las lluvias “atípicas” nunca ocurrieron. En las aguas se hallaron, entre otras sustancias tóxicas, cobre, arsénico, aluminio, cadmio, cromo, hierro, manganeso y plomo.
Grupo México, la tercera productora más grande del mundo, tiene actualmente 13 proyectos de exploración minera y las mayores reservas de cobre en la industria. Es propiedad de Germán Larrea Mota-Velasco, uno de los hombres más ricos de México y el número 58 del mundo según la revista Forbes. No es la primera vez que su empresa se enfrenta un escándalo. En 2006, 65 mineros quedaron atrapados tras una explosión de gas metano que los dejó en la mina de Pasta de Conchos, en Coahuila (al norte del país). Murieron días después por falta de oxígeno y alimentos. No ha habido investigaciones ni condenas por presuntas negligencias, pese a las constantes acusaciones de los familiares. Los cuerpos nunca han sido recuperados.
En cuanto al caso de la contaminación del río Sonora, la Procuraduría Federal de Protección de al Ambiente (Profepa) presentó una denuncia el pasado 18 de agosto contra la mina Buenavista del Cobre por la que podría ser multada por 40 millones de pesos, unos tres millones de dólares, apenas un rasguño sobre los posibles daños causados.
Guerra Abud dijo este martes que la prioridad de la Semarnat es aplicar “las máximas sanciones” y “garantizar la reparación ambiental del sitio”. La Cámara de Diputados anunció también este martes la creación de un grupo de trabajo especial para seguir las investigaciones sobre el caso y, de resultar responsable la empresa, pedir que se le retire la concesión para seguir funcionando. Las sanciones sobre el grupo empresarial ocurren justo unos días después de la aprobación de la Reforma Energética, una de las más ambiciosas del paquete legislativo impulsado por el presidente Enrique Peña Nieto, que busca la apertura del sector energético mexicano a inversionistas privados. La reforma ha sido cuestionada por la firmeza que mostrará el Gobierno mexicano ante posibles abusos de las empresas que podrían invertir en el país.
Buenavista del Cobre se sitúa en Cananea, a 88 kilómetros de la frontera con Arizona (EE UU) y a más de 2.000 de la capital de país. Tiene 9.000 empleados, produce una 200.000 toneladas al año del mineral y está siendo ampliada para llegar a 510.000 toneladas en 2016. Cananea contiene los mayores yacimientos de cobre mineral en exportación en el mundo. Es la más antigua en operación en América del Norte: desde 1899.

29.8.14

EL SALTO ES EL MUNICIPIO MAS OPACO..

El Salto es el municipio más opaco de Jalisco: Cimtra

• Zapotlanejo, Tepatitlán y Puerto Vallarta también reprobaron el examen de transparencia
 Joel Gonzalez, el presidente municipal de El Salto, el municipio más opaco según la evaluación de Cimtra. Foto Héctor Jesús Hernánde
Joel Gonzalez, el presidente municipal de El Salto, el municipio más opaco según la evaluación de Cimtra. Foto Héctor Jesús Hernánde
Por: Elizabeth Rivera Avelar
27 de agosto 2o14.- El Salto, Zapotlanejo, Tepatitlán y Puerto Vallarta son los municipios más opacos de Jalisco, de acuerdo con la más reciente evaluación efectuada por el colectivo Ciudadanos por Municipios Transparentes (Cimtra).
De los municipios que reprobaron el examen de transparencia, el caso más grave es el de El Salto que obtuvo un 10.5, en una escala de 0 a 100.
En diez años, el ayuntamiento de El Salto nunca ha aprobado la evaluación que se le ha aplicado en siete ocasiones. El ayuntamiento de Tepatitlán consiguió apenas 29.5, Zapotlanejo fue calificado con 41.5 y Puerto Vallarta no pasó la prueba al sacar 47.2.
El integrante de Cimtra y catedrático del ITESO, José Bautista Farías, aseguró que en el caso de El Salto debería intervenir el Instituto de Transparencia e Información Pública (Itei), pues las autoridades municipales saltenses están violando la Ley de Transparencia e Información Pública.
El Salto tuvo una calificación de 0 en rubros en los que debería entregar información al 100%, la opacidad total está en gastos, obras, urbanidad, consejos y participación ciudadana.
En la evaluación efectuada en el mes de junio de 2014, que se dio a conocer ayer en Coparmex Jalisco, también se informó que Guadalajara retrocedió en su calificación de transparencia de 83 a 74.5, lo cual fue calificado por Cimtra como “inadmisible”, pues es el municipio que más recursos ejerce.
En el reporte se señala que “es gravísimo” que el área de información de gastos sea tan poco transparente, pues sólo informa el 52% de lo que está obligado.
Guadalajara bajó su calificación con relación a la penúltima revisión que hicimos el año pasado, fundamentalmente porque no está subiendo información actualizada en algunos rubros. Un rubro que les afectó bastante es el de los gastos de Comunicación Social, ahí obtuvieron 0 de calificación, es decir, en lugar de reportar cuánto gastan en Comunicación Social se limitaron a informar los gastos de la Comisión de Comunicación Social y entonces obviamente no correspondían”, comento José Bautista.
Otra área en la que el ayuntamiento tapatío no informa de manera adecuada es el nombre de los dueños de empresas, a quienes el ayuntamiento les asigna obras.
Los municipios que obtuvieron las notas más altas fueron Tlajomulco y Zapopan con 100 puntos, lo que los situó en primero y segundo lugar, a escala nacional; Tamazula sigue con 92.5, Tonalá con 73.1 y Tlaquepaque con 79.7.
De la región Sur de Jalisco se evaluaron 11 casos. Los municipios más transparentes de la zona fueron Zapotlán el Grande, con 65.2 y Zacoalco, con 40.9.