21.10.14

BASUREROS SIN RIENDA...

Guadalajara
La contaminación del arroyo Milipillas y otros cuatro riachuelos que atraviesan la ladera norte del cerro de Picachos y cruzan los poblados de Huaxtla, Milpillas, San Lorenzo e Ixcatán en el municipio de Zapopan es evidente. Los habitantes de las poblaciones han demandado desde hace una década que dichas afectaciones se originan por  la descarga de lixiviados en los vertederos de Picachos y Hasars.
Tras la petición de los habitantes de estas poblaciones, académicos de la Universidad de Guadalajara y del Centro de Investigaciones y Estudios Superiores en Antropología Social (Ciesas) realizan un estudio en el que trazan mapas para identificar la magnitud de la contaminación así como estudios que documenten el impacto social y de salud que están provocando dichos basureros.
“Si se está haciendo (la descarga) por la parte posterior del sitio de disposición final, es porque se quiere ocultar o que no esté tan a la vista. Antes, la descarga era por el frente, la parte que comparten con Picachos, ahora lo hacen por la parte posterior y están afectando cauces que son subsidiarios del arroyo grande de Milpillas y cuyas descargas son a todas luces irregulares”, afirmó Gerardo Bernache, académico del CIESAS Occidente y especialista en el tema desde hace más de una década. De acuerdo al estudio, los lixiviados se originan por la descomposición de productos orgánicos, plásticos y dispositivos electrónicos. Estos se componen de cianuro, arsénico, plomo, cadmio, cromo y demás sustancias que se filtran al subsuelo y con las lluvias llegan hasta los cuerpos de agua cercanos “Nuestra hipótesis es que son los lixiviados que por infiltración van bajando y llegan al Milpillas que es tributario del río Santiago. La Comisión Estatal del Agua tiene identificada la presencia del cadmio, que es uno de los principales metales que producen el cáncer (…) y con eso ya hay prueba suficiente para actuar”, dice.
La problemática aumenta en tiempos de lluvias porque los contenedores de lixiviados se desbordan. Además que ni los aspersores para acelerar la desintegración de la basura en Hasars, ni la planta de tratamiento instalada en 2012 en Picachos son útiles para evitar que millones de litros de lixiviados lleguen al arroyo Milpillas y otros cuatro riachuelos, cuyos cauces se unen al río Santiago, unos kilómetros abajo de la barranca.
“Hemos hecho visitas y nos han comentado que la planta trabaja nada más ocho horas; hay casos en los que venimos y la planta está parada por alguna falla, que la tienen en reparación o a veces no tienen insumos para hacer el proceso de operación”, explicó Alejandro Mercado, habitante de Huaxtla.

20.10.14

BASUREROS SIN RIENDA...

Denuncian vertedero ilegal en ladera norte del Picachos

guen
o

Advierten que el vertido de basura se hace fuera de los límites que la empresa tiene permitido. ESPECIAL / A. Arechiga
  • Advierten que la empresa Hasars descarga basura de forma irregular
  • La UdeG y el CIESAS Occidente realizan estudios en la zona
GUADALAJARA, JALISCO (19/OCT/2014).- A petición de habitantes de los pueblos cercanos a la barranca del Río Santiago, la Universidad de Guadalajara (UdeG) y el Centro de Investigaciones y Estudios Superiores en Antropología Social (CIESAS) Occidente realizan mapas para identificar la magnitud de la contaminación y estudios que documenten de manera científica el impacto social y de salud que están dejando allí los rellenos sanitarios.

Los vecinos de la barranca advierten que la empresa Hasars descarga basura de forma irregular en la ladera norte del cerro de Picachos, cercano a la carretera a Colotlán, que ha provocado deforestación y la contaminación del riachuelo que lo atraviesa.

Advierten que el vertido se hace fuera de los límites que la empresa tiene permitido para utilizar como relleno sanitario, cuya concesión le fue otorgada por el Ayuntamiento de Zapopan.

Por su parte, Gerardo Bernache, académico del CIESAS Occidente y especialista en el tema desde hace más de una década, afirma que “Si se está haciendo (la descarga) por la parte posterior del sitio de disposición final, es porque se quiere ocultar o que no esté tan a la vista. Antes, la descarga era por el frente, la parte que comparten con Picachos, ahora lo hacen por la parte posterior y están afectando cauces que son subsidiarios del arroyo grande de Milpillas y cuyas descargas son a todas luces irregulares”.

La empresa privada Hasars y el relleno sanitario del municipio zapopano Picachos, reciben cerca de dos y media toneladas diarias de desperdicios sólidos, provenientes de distintos puntos de la Zona Metropolitana de Guadalajara.

Desde hace casi una década los pobladores de Huaxtla, Milpillas, San Lorenzo, Ixcatán y otros pueblos han señalado a Picachos y Hasars como responsables del deficiente manejo de los jugos que genera la basura, conocidos como lixiviados y que contaminan cuatro riachuelos, que se unen al arroyo grande Milpillas.

La descomposición de los productos orgánicos, los plásticos y los dispositivos electrónicos que llegan hasta este sitio generan “jugos” que contienen cianuro, arsénico, plomo, cadmio, cromo y otras sustancias que se filtran al subsuelo y, con las lluvias, llegan hasta los cuerpos de agua cercanos, según estudios académicos y los encargados por los habitantes de esa región.

“Nuestra hipótesis es que son los lixiviados que por infiltración van bajando y llegan al Milpillas que es tributario del río Santiago. La Comisión Estatal del Agua tiene identificada la presencia del cadmio, que es uno de los principales metales que producen el cáncer (…) y con eso ya hay prueba suficiente para actuar”, dice.

Ni los aspersores para acelerar la desintegración de la basura en Hasars, ni la planta de tratamiento instalada en 2012 en Picachos son útiles para evitar que millones de litros de lixiviados lleguen al arroyo Milpillas y otros cuatro riachuelos, cuyos cauces se unen al río Santiago, unos kilómetros abajo de la barranca.

“Hemos hecho visitas y nos han comentado que la planta trabaja nada más ocho horas; hay casos en los que venimos y la planta está parada por alguna falla, que la tienen en reparación o a veces no tienen insumos para hacer el proceso de operación”, explicó Alejandro Mercado, habitante de Huaxtla.

Aunque la gente dejó de tomar agua directamente del arroyo Milpillas, algunas reses beben ahí o el agua es utilizada para la producción de legumbres o frutales que se venden dentro y fuera de esos pueblos, por lo que los especialistas advierten que los efectos llegarán tarde o temprano a quienes viven a kilómetros del veredero.

“Si una vaca abreva regularmente de los lixiviados y después se sacrifica para venderla como carne, la carne se puede quedar allá en alguno de los pueblos, pero también se puede traer acá, pueden vender ese animal al rastro y terminar en nuestra mesa. No todos lo que se produce ahí es consumido en ese lugar, también lo consumimos en la ZMG”, advirtió Bernache.

BASUREROS SIN RIENDA...

ntoxica tiradero Picachos afluentes del Río Santiago
OBSÉRVESE una descomunal montaña de basura que no es procesada por la lentitud de la planta. Dicha basura manda al subsuelo miles de litros de lixiviados.
El Occidental


Rosario Bareño Domínguez/El Occidental

GUADALAJARA, Jalisco(OEM-Informex).- Pobladores denuncian vertedero ilegal en el cerro de Picachos, por lo que la Universidad de Guadalajara y el CIESAS Occidente trabajan en mapas para documentar científicamente la contaminación.

"Si se hace (la descarga) por la parte posterior del sitio de disposición final, es porque se quiere ocultar o que no esté tan a la vista. Antes la descarga era por el frente (la parte que comparten con Picachos), ahora lo hacen por la parte posterior y están afectando cauces que son subsidiarios del arroyo grande de Milpillas y cuyas descargas son a todas luces irregulares", afirmó Gerardo Bernache, académico del CIESAS Occidente y especialista en el tema desde hace más de una década.

La empresa privada Hasars y el relleno sanitario del municipio zapopano Picachos, reciben cerca de dos y media toneladas diarias de desperdicios sólidos provenientes de distintos puntos de la Zona Metropolitana de Guadalajara, informó. 

Los pobladores de Huaxtla, Milpillas, San Lorenzo, Ixcatán y otros pueblos han señalado a Picachos y Hasars como responsables del deficiente manejo de los jugos que genera la basura, conocidos como lixiviados y que contaminan cuatro riachuelos, que se unen al arroyo grande Milpillas y esto lo han hecho desde hace 10 años. 

El especialista añadió "nuestra hipótesis es que son los lixiviados que por infiltración bajan y llegan al Milpillas que es tributario del Río Santiago. La Comisión Estatal del Agua tiene identificada la presencia de cadmio, que es uno de los principales metales que producen cáncer (...) y con eso ya hay prueba suficiente para actuar".

La descomposición de los productos orgánicos, los plásticos y los dispositivos electrónicos que llegan hasta este sitio generan "jugos" que contienen cianuro, arsénico, plomo, cadmio, cromo y otras sustancias que se filtran al subsuelo y, con las lluvias, llegan hasta los cuerpos de agua cercanos, según estudios académicos y los encargados por los habitantes de esa región.

Ni los aspersores para acelerar la desintegración de la basura en Hasars, ni la planta de tratamiento instalada en 2012 en Picachos son útiles para evitar que millones de litros de lixiviados lleguen al arroyo Milpillas y otros cuatro riachuelos, cuyos cauces se unen al río Santiago, unos kilómetros abajo de la barranca.

Puntualizó que han hecho visitas y les han comentado que la planta trabaja nada más ocho horas; hay casos en los que venimos y la planta está parada por alguna falla, que la tienen en reparación o a veces no tienen insumos para hacer el proceso de operación, explicó Alejandro Mercado, habitante de Huaxtla.

El problema se agrava en tiempos de lluvia cuando los contenedores de lixiviados se desbordan y el agua negra y contaminada corre más rápido. Aunque la gente dejó de tomar agua directamente del arroyo Milpillas, algunas reses beben ahí o el agua es utilizada para la producción de legumbres o frutales que se venden dentro y fuera de esos pueblos

2.10.14

MONSANTO SE INSTALA EN JALISCO...

Monsanto instala centro de tecnología en Jalisco

Foto: tec.nologia.com
Foto: tec.nologia.com

Lunes 29 de septiembre de 2014

Con el objetivo de centralizar sus plataformas de tecnología para el mejoramiento de maíz, Monsanto puso en marcha el Centro Global de Tecnología en el municipio de Tlajomulco de Zúñiga, Jalisco, con el cual acelerará el desarrollo de semillas híbridas de maíz.


Ciudad de México.- La creación de dicho centro busca apoyar los esfuerzos de los programas de mejoramiento genético de maíz; principalmente de los Estados Unidos de Norte América.
“Se van a recibirán muestras de más de 70 países para desarrollar soluciones que beneficien a millones de agricultores”, expresó Manuel Bravo, Presidente y Director General de Monsanto Latinoamérica Norte.
Los procesos de las nuevas instalaciones de tecnología están estrechamente interconectados con otros centros globales de investigación de Monsanto en el mundo mediante un sistema logístico de alta precisión. Con ello, se intenta lograr nuevas variedades con tolerancia a las enfermedades y el estrés que afectan al cultivo del maíz en todo el mundo, debido a las crecientes condiciones adversas del cambio climático que se registran a nivel internacional.
El centro operado por científicos mexicanos, está a cargo del Dr. Manuel Oyervides y la operación por MC Adán Rojas.
Manuel Bravo destacó que también vendrán especialistas de otros países

LOS OLVIDADOS...

Ven abandono en El Salto; aplica Ejército Plan DN-3
René Hernández 
  • Acude personal de la V Región Militar a socorrer a la población, tanto en alimentos preparados como hacer labores de limpieza
  • En la colonia Ojo de Agua de Tlaquepaque, el agua alcanzó niveles superiores al metro y medio de inundación
A más de 36 horas de haber sufrido los embates de la tromba de la madrugada del martes, habitantes de las colonias San José del 15 y La Huizachera de El Salto se decían olvidados de las autoridades municipales, a diferencia de otras zonas de Guadalajara y Tlaquepaque que habían recibido la atención de sus alcaldes, al tiempo que personal del Ejército Mexicano acudió a las zonas más afectadas para activar el programa de emergencia DNIII.

El último reporte emitido por la Unidad Estatal de Protección Civil señala que en total se tienen 1,200 viviendas afectadas por la lluvia más copiosa del presente temporal.

Uno de los puntos más afectados fue la colonia Oblatos de Guadalajara y la colonia Ojo de Agua, de San Pedro Tlaquepaque, donde todavía este miércoles algunas viviendas seguían inundadas según se pudo constatar en un recorrido realizado por La Crónica de Hoy Jalisco.
Mientras los vecinos afectados por la tromba que azotó las colonias del Oriente de los municipios de Guadalajara y Tlaquepaque, han sido auxiliados por autoridades municipales, en El Salto no pueden presumir que ocurra lo mismo, pues en San José del 15 y La Huizachera, a más de 24 horas de ocurrida la inundación, los habitantes denuncian que han sido abandonados por sus autoridades municipales.
En tanto, personal del Ejército Mexicano acudió a dos de las zonas con más daños ubicadas en  Tlaquepaque y El Salto para activar el programa de emergencia DNIII.
El último reporte emitido por la Unidad Estatal de Protección Civil señala que en total se tienen 1,200 viviendas afectadas por la lluvia más copiosa del presente temporal.

LOS DAÑOS

Uno de los puntos más afectados fue la colonia Oblatos de Guadalajara y la colonia Ojo de Agua, de San Pedro Tlaquepaque, donde a 36 horas de haber caído la tormenta siguen inundadas algunas viviendas según se pudo constatar en un recorrido realizado por La Crónica de Hoy Jalisco.
Debido a los graves daños que dejó la intensa lluvia, personal de la V Región Militar fue enviado a socorrer a la población, tanto con alimentos preparados por ellos, así como trabajos para limpiar la tierra que inundó decenas de casas, donde sus habitantes prácticamente lo perdieron todo. Los soldados también reforzarán la vigilancia en la zona y estarán alertas ante cualquier otra contingencia.
En San Pedro Tlaquepaque la afectación de la tormenta según el balance del gobierno municipal, fue de 10 colonias que padecieron la fuerza de la naturaleza con la tormenta, y el punto más afectado fue la colonia Ojo de Agua, donde los niveles alcanzaron niveles superiores al metro y medio.
Ante la circunstancia el sistema DIF del municipio instaló albergues para prestar atención a los afectados, uno de ellos el de Vista Hermosa, localizado a pocos metros de la colonia Ojo de Agua, y donde los militares decidieron asentar su operativo. El presidente municipal, Alfredo Barba visitó la colonia Ojo de Agua y luego de reunirse con los habitantes informó que se estudia solicitar que se declare estado de emergencia, para poder enfrentar la situación y que los habitantes recuperen el menaje que les fue afectado.
Por su parte el DIF municipal en el albergue de San Martín de las Flores, y de Vista Hermosa,  estará ofreciendo desayuno, comida y cena a los afectados, además de servicios médicos y psicológicos.

 LOS OLVIDADOS

Quienes denunciaron estar olvidados por sus autoridades municipales fueron los vecino de las colonias San José del 15 y La Huizachera en el municipio de El Salto.
Hasta la tarde del miércoles, había aun viviendas con más de 50 centímetros de agua en su interior, con su menaje afectado y olvidados por las autoridades que sólo mandaron aún grupo de jóvenes a levantar una encuesta y se retiraron.
 “En el Ayuntamiento informaron que iban a venir, si no es porque nosotros nos echamos la mano entre vecinos, nos ahogamos, vinieron con un cuaderno y a tomar nota, eso de qué nos sirve, nuestras cosas se están echando a perder con el agua, porque además son aguas negras, y el  presidente bien que sale en las fotos, pero no lo vemos”, comentó Doña María, vecina de San José del 15.
Debido a la omisión de apoyo, la escuela primaria Manuel Durán Cárdenas, alrededor de 100 estudiantes no tuvieron clases ya que su escuela quedó inundada por agua y lodo, los salones contaban con un nivel de agua de los 30 centímetros, y a pesar que el plantel educativo se encontraba a una cuadra de distancia de la base de Bomberos, nadie les brindó el apoyo a los maestros y  a padres de familia para sanear el lugar.
“No hay apoyo por parte del Ayuntamiento, vinieron nada más a valorar, pero yo no sé que van a valorar con un cuaderno, ahora nos preocupa el brote del dengue, y con esto si no hay apoyo urgente se va a salir de control, se debe desinfectar todo”, comentó el director de la primaria, Armando Pajarito López.
La misma situación sucedió en el Jardín de Niños Estefanía Castañeda, donde alrededor de 500 niños se quedaron sin clases, y hasta el momento no hay fecha para reactivarlas, pues cuentan con aulas inundadas con aguas negras, y sobre todo gran parte del mobiliario quedó inservible.
Las autoridades municipales de El Salto, en ningún momento fueron vistas supervisando la zona afectada y mucho menos trabajando en el recorrido de cinco horas que realizó La Crónica de Hoy Jalisco, y donde se observó a la gente tratando de sacar el agua con bombas que consiguieron con la finalidad  de evitar más daño a su patrimonio