12.2.14

BASUREROS...

Urge un organismo intermunicipal que maneje los residuos de la ZMG: activista

• ? Los alcaldes deben abordarlo como un tema de alta prioridad
Ignacio Pérez Vega.- El manejo y disposición final de los residuos es el principal problema que existe en la metrópoli, incluso por encima de la movilidad, aseguró Mario Silva Rodríguez, vocero del Colectivo Ecologista Jalisco (CEJ), por lo que señaló que el tema debe ser resuelto por los ocho ayuntamientos que conforman el Consejo Metropolitano en su próxima sesión.
“La basura es el problema más preocupante de la ciudad, no solo por los hechos lamentables que están pasando ahora en Picachos. Es consecuencia de ir acumulando por años –literal– tanto físicamente la basura, como institucionalmente el problema. Desde la administración anterior y desde hace dos legislaturas, se aprobó la Ley para los Residuos de Jalisco y establecía la creación del Sistema Metropolitano de Gestión Integral de Residuos, (pero nada de eso existe)”, expuso el activista.
No solo se trata de encontrar un sitio adecuado para la disposición final de los residuos, sino también debe establecerse un sistema de recolección para la basura separada, dijo.
El tema tiene que abordarse ya por parte de los presidentes municipales de los ocho ayuntamientos metropolitanos y situarse en la agenda como un asunto de “alta prioridad”, señaló el entrevistado, quien agregó que “se necesita un organismo operador de los residuos y además en cada municipio existen problemas jurídicos e institucionales como son contratos de concesión, conflictos en el cumplimiento de la norma ambiental, y deficiente equipamiento”.
Agregó que en el futuro el asunto de la basura también tendrá que ser parte del trabajo del Instituto Metropolitano de Planeación. Pero antes de ello, se tiene que dar vida a un organismo intermunicipal, al que algunos técnicos han identificado coloquialmente como el “Siapa de la basura o el Siapa de los residuos”.
Uno de los factores que agravan el problema de disposición de los desechos, es que en la ciudad se generan al día 4 mil 900 toneladas de basura en los ocho municipios que integran el Área Metropolitana de Guadalajara, y no hay una estrategia para desincentivar la generación de basura. En los años 90, algunas asociaciones de colonos impulsaron centros de acopio comunitarios, el problema es que hay esquemas de concesión del aseo público, donde a los dueños de esas empresas recolectoras se les paga por el peso y el volumen que ingresa a los rellenos sanitarios. Esto no estimula la separación de la basura, apuntó.
En tanto, el ambientalista señaló que mientras los políticos se ponen de acuerdo, los ciudadanos tienen que hacer su parte y separar su basura. “El mensaje para los ciudadanos es que tenemos que separar los residuos y entregarlos de manera limpia, independientemente de las autoridades y de las empresas recolectoras, porque pese a la revoltura, el nivel de impacto es mucho menor si tu entregas los residuos limpios”, aseveró.
Mario Silva dijo que cerrar el vertedero de Picachos, en Zapopan, no es la solución al problema, porque luego se tendría que ver otro sitio para depositar las basura, lo que simplemente trasladaría el problema a municipios de la periferia, como Tonalá, El Salto o Tlajomulco.

Silva subrayó que es necesario que las autoridades establezcan un plan de saneamiento de la zona de Picachos, que mejore la calidad de vida de los poblados aledaños de Huaxtla, San Lorenzo y Milpillas.