11.2.14

BASUREROS...

Ante el bloqueo de Picachos, Zapopan está tirando la basura en Los Laureles

• El alcalde afirma que debe replantearse si se mantiene ese tiradero y el esquema de recolección

Ignacio Pérez Vega.-
El bloqueo del vertedero de basura Picachos, situado en el kilómetro 17 de la carretera Guadalajara-Colotlán, por parte de los pobladores de la cuenca del arroyo Milpillas, será un “punto de inflexión” para replantear si se mantiene ese tiradero o se instala un nuevo sitio para el depósito de desechos, anunció el alcalde de Zapopan, Héctor Robles Peiro.
Desde el sábado a las 10 horas, pobladores de San Lorenzo, Huaxtla, La Soledad e Ixcatán, bloquearon el ingreso de camiones de Aseo Público del ayuntamiento de Zapopan y de la empresa Hasar’s, al vertedero de basura de Picachos, tras denunciar que en el sitio se generan lixiviados (jugos contaminantes de los desechos) que contaminan el arroyo Milpillas; por ello, exigen la reubicación del depósito de basura.
“Hay que buscar una solución de fondo. Ustedes saben que Picachos ha sido un tema de discusión y polémica, cuando no hay paros de los pobladores, los pepenadores cierran el vertedero, a veces lo hacen los trabajadores de aseo público. Esto será un punto de inflexión para que Zapopan revise a profundidad qué queremos, si realmente queremos continuar con el vertedero, si realmente vamos a continuar con el esquema de recolección actual o si daremos un golpe de timón”, dijo el primer munícipe, entrevistado al término de un acto de entrega de apoyos a la Secundaría Mixta número 1, en la colonia El Vigía.
Un grupo de alrededor de 50 personas han permanecido durante tres noches en el ingreso del tiradero, sin permitir el paso de camiones de Aseo Público ni de la empresa Hasar’s.
Los habitantes, agrupados en la Asamblea de Afectados Ambientales, señalaron que el afluente del río Santiago está contaminado con mercurio, arsénico, cromos totales y otros venenos, por encima de la norma ambiental mexicana. Desde el 14 de octubre de 2009 se firmó un acuerdo con los pueblos cercanos para emprender obras sociales, pero casi todo ha quedado en promesas incumplidas, sostuvo José Casillas, representante de Ixcatán.
Robles sostuvo que el servicio de recolección no se afectó, ya que los 167 camiones de Aseo Público fueron a depositar la basura al tiradero de Los Laureles, que opera la empresa Caabsa Eagle, a quien le tuvieron que pagar 100 pesos por cada una de las mil 500 toneladas que generan las colonias de ese municipio.
Pese a la seguridad del alcalde de que no hubo problemas de recolección, varios vecinos reportaron atraso en el paso de los camiones. Es el caso de la colonia El Vigía, donde las unidades suelen pasar a las 7 y a las 11:30 horas no habían pasado, por lo que las bolsas y botes con basura se amontonaban en la vía pública.
“Ellos (los pobladores) argumentan que es insostenible el vertedero de Picachos. Creo que los vertederos ya no son la mejor tecnología para disponer de los residuos sólidos. Creo que tendremos que movernos a esquemas, donde a partir de la basura se pueda generar energía. Llegar a eso nos llevará algunos meses o años, ahorita lo importante es que no está afectado el servicio de recolección, que los ciudadanos estén tranquilos”, expresó.
Por su parte, la directora de Ecología de Zapopan, Verónica Serrano, respaldó lo dicho por el alcalde y dijo que no hubo problemas ni los habrá para los habitantes del municipio. “64 camiones recogieron la basura y fueron a tirar a Los Laureles. A las 9:30 se regresaron para seguir trabajando. No tenemos afectación en la recolección. A lo mejor en el trayecto, los choferes se tardan un poco más, pero no hay paro de camiones”, afirmó.