1.2.14

22 MILLONES DE MEXICANOS SIN AGUA COMESTIBLE...

Sin acceso a agua potable 22 millones de mexicanos

De acuerdo con una ONG, en el país alrededor de 9 millones carecen de acceso a ella, mientras otros 13 millones reciben el líquido contaminado.
Brenda Rodríguez trabaja con otras organizaciones con los mismos objetivos
México.- En México alrededor de 9 millones de personas no cuentan con el servicio de agua entubada y otros 13 millones, que habitan en zonas rurales y urbanas, a pesar de contar con el servicio, reciben en sus hogares el líquido contaminado por falta de saneamiento, al grado que realmente no es potable, pues las familias sufren constantemente de infecciones gastrointestinales y afecciones en la piel, aseguró Brenda Rodríguez, de la Coalición de Organizaciones Mexicanas por el Derecho al Agua.
Esta ONG efectuó un diagnóstico sobre el acceso al líquido potable y su calidad para impulsar, junto con otras organizaciones, la iniciativa ciudadana de reforma a la Ley General de Aguas, que en la
actualidad se encuentra en
la Cámara de Senadores, y cuya aprobación permitirá diseñar un marco jurídico integral para obligar a gobierno, productores y consumidores a garantizar el acceso a agua y hacer llegar un insumo de calidad.
Se trata, dijo, de cifras preocupantes, ya que la disponibilidad de ese recurso natural es limitada en México, y aun cuando se anuncia que se está avanzando en la disponibilidad, la realidad es que los sectores urbanos y rurales más pobres siguen siendo de los más afectados.
Según datos oficiales del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), actualizados hasta noviembre de 2013, de los 2 mil 456 municipios del país, tienen disponibilidad 2 mil 409, lo que significa que 43 carecen de acceso absoluto a el agua potable, siendo Oaxaca con 34, Puebla con dos, Veracruz con seis y Guanajuato con un municipio donde se concentra la problemática.
Sin embargo, precisó Rodríguez, cuando se trata del tratamiento de aguas residuales, las mismas estadísticas del Inegi establecen que de los 2 mil 409 municipios y localidades, solo 674 cuentan con programas locales orientados a la gestión sustentable de los servicios de agua potable y saneamiento. Esto deja en claro que mil 735 carecen de agua de calidad.
Las estadísticas oficiales establecen que en las zonas más pobres del país, cuatro de cada 10 viviendas indígenas carecen de agua entubada; una de cada cinco no cuenta con electricidad y siete de cada 10 no tienen drenaje.
En conferencia de prensa, organizaciones que forman parte de la Alianza por la Salud Alimentaria también consideraron urgente que ya se aplique el decreto aprobado que reforma la Ley General de Infraestructura Física Educativa, para que sea obligatorio colocar bebederos escolares en los más de 220 mil planteles de preescolar, primaria, secundaria e inclusive de educación media.
Hazzet Cervantes, integrante de la Red de Acción por el Agua en México, señaló que aunque no cuentan con una base de datos sobre el número de escuelas que carecen de agua para beber, las mismas autoridades estiman que alcanza a 89 por ciento de los planteles.
"El Centro de Estudios de Finanzas Públicas estimó una inversión a tres años de poco más de 9 mil millones de pesos, considerando una inversión de 3.5 millones de pesos en 2014. El dictamen está en el Senado para ser discutido en las comisiones de Educación y de Estudios Legislativos en el próximo periodo de sesiones, que inicia en febrero".
La captación y tratamiento de aguas residuales en México resulta una labor complicada ya que, conforme a datos de la propia Comisión Nacional del Agua, las zonas centro y norte de México son, en su mayor parte, áridas o semiáridas: los estados norteños, por ejemplo, apenas reciben 25% de agua de lluvia. En el caso de las entidades del sureste (Chiapas, Oaxaca, Campeche, Quintana Roo, Yucatán, Veracruz y Tabasco) es lo contrario, reciben casi la mitad del agua de lluvia (49.6%), y en las del sur también llueve mucho; no obstante, sus habitantes tienen menor acceso al líquido, pues no cuentan con los servicios básicos.
En el Valle de México se encuentra la disponibilidad anual más baja de agua (apenas186 metros cúbicos por habitante), en caso contrario se encuentra la frontera sur (más de 24 mil metros cúbicos por habitante).
El agua contaminada para consumo humano se ha detectado en Aguascalientes, Coahuila, Chihuahua, Durango, Guanajuato, Hidalgo, Jalisco, San Luis Potosí, Sonora, Baja California, Puebla y Zacatecas, por mencionar algunos estados.