13.2.14

BASUREROS...

Los inconformes exigen que académicos definan plan de abandono de Picachos

• “Nos estamos reorganizando, no quitaremos el dedo del renglón”
Ignacio Pérez Vega.- Para resolver a fondo el problema ambiental que genera desde hace 13 años el tiradero de Picachos, tiene que formarse una comisión técnica interinstitucional, en la que participen académicos de universidades locales, ajenos al ayuntamiento de Zapopan o a la empresa Hasar´s, que opera un relleno sanitario en el lugar, informó José Casillas Martínez, vocero de los afectados ambientales de los poblados de Huaxtla, San Lorenzo, Mesa de San Juan, La Soledad y Milpillas.
Lo que se busca, expusieron,  es que esa comisión establezca un plan de manejo para abandonar ambos tiraderos que afectan la salud de los pobladores aledaños a la cuenca del Río Milpillas.
“Este es un problema complejo, el carácter del tiradero es metropolitano, aunque lo administre el ayuntamiento de Zapopan. Queremos que no nos jueguen el dedo en la boca, pero esta Comisión que queremos que se forme está condicionada a comenzar a discutir el cierre definitivo de los dos vertederos”, explicó Casillas.
Los afectados ambientales entregaron al ayuntamiento de Zapopan un pliego petitorio con 19 exigencias, entre las que sobresale la instalación de un comisión técnica interinstitucional, que debe estar integrada por investigadores de universidades públicas y particulares, con especialidades en ingeniería ambiental, biología, geología, hidrología, ingeniería civil y derecho.
La demanda número uno es que se cumpla el artículo 4o. constitucional que establece que “toda persona tiene derecho a un medio ambiente sano para su desarrollo y bienestar; el Estado garantizará el respeto a ese derecho, el daño ambiental generará responsabilidad para quien lo provoque, en términos de lo dispuesto por la ley”.
Casillas Martínez rechazó la versión del alcalde de Zapopan, Héctor Robles Peiro, quien sostiene que al tiradero le queda una vida útil de 5 años. “Eso es falso”, ese vertedero ya terminó su vigencia y debe cerrar, dijo el representante de los pobladores.

Los habitantes de la zona estudian la estrategia a seguir, ya sea que se instalen de nuevo en el ingreso al tiradero de Picachos o realicen otras movilizaciones, luego de que fueron desalojados por policías municipales de Zapopan. “Nos estamos reorganizando, hay mas pueblos dispuestos a entrarle a la acción. En su debido momento vamos a anunciar lo que vamos a hacer. Nosotros no quitamos el dedo del renglón de que esos vertederos se deben de cerrar y que se haga un plan de abandono que evite que los lixiviados se sigan derramando a la cuenca del Río Milpillas”.