14.1.13

PARAN INFORMACION...

Paran información sobre nivel de presas

El Lago de Chapala. El gobernador asegura que, con la demanda de agua actual por parte de la ZMG, este embalse está en riesgo. Informador Redacción
  • Desde la segunda quincena de diciembre no hay reportes
  • La Comisión Nacional del Agua asegura que este lunes actualizará los datos sobre los principales embalses de Jalisco
GUADALAJARA, JALISCO (14/ENE/2013).- Desde la segunda quincena de diciembre no existe una actualización sobre los niveles de almacenamiento de las principales presas en Jalisco. El periodo vacacional y el cambio de administración federal son los principales motivos del retraso en la publicación de esta información en la Comisión Nacional del Agua (Conagua).

El área de Comunicación Social responde que hoy se emite la información actualizada. En el Estado, los “focos rojos” por los bajos niveles de almacenamiento se encuentran en las regiones Norte y Altos Norte. Sin embargo, también hay problemas en los embalses de “Calderón” y La Red, ubicados en Los Altos, que forman parte del sistema de abastecimiento para la Zona Metropolitana de Guadalajara.

El último reporte del 19 de diciembre indica que la Presa “Calderón” se ubicaba a 31.03% de su nivel de almacenamiento. La advertencia es que en julio pasado este embalse estaba a 15%, por lo que no hay buenas noticias para el próximo estiaje.

Por su parte, La Red se ubica a 38% de su nivel de almacenamiento; en julio pasado apenas registraba 25 por ciento.

¿Por qué son importantes estas presas? El Lago de Chapala y la Presa “Calderón” son las principales fuentes de abastecimiento para la zona metropolitana.

La Comisión Estatal del Agua (CEA) advierte que la escasez de agua en el sistema “Calderón” implica que se le deje de extraer líquido. Eso significa que se dejaría de tener 10% del agua disponible para abastecer a la metrópoli.

Por su parte, el Sistema Intermunicipal de Agua Potable y Alcantarillado (SIAPA) descarta escenarios catastróficos. Aunque acepta que “Calderón” está en una etapa preventiva, el año pasado precisó que se envía agua de la Planta Potabilizadora Número 1 de “Miravalle” para preservar el líquido del embalse alteño; es decir, el agua proveniente de Chapala se está utilizando para cubrir el déficit de “Calderón”.

En una operación normal, el líquido de la Presa “Calderón” se envía a la Planta Potabilizadora Número 3 de San Gaspar, en Tonalá. De allí se abastece mediante el Acuaférico hasta la zona de Los Belenes, en Zapopan, pero puede extenderse al centro de este municipio y hasta la Colonia Providencia en Guadalajara.

Por este sistema se abastece a más de 300 mil habitantes de la Zona Metropolitana de Guadalajara. Por ello la importancia de “Calderón”.

La advertencia del gobernador


Aunque la Conagua y el SIAPA coinciden en que no hay escenarios catastróficos por el nivel de almacenamiento de Chapala, el gobernador Emilio González Márquez emitió un mensaje de alerta en el I Foro Regional de Consulta en Materia de Agua realizado en agosto de 2011, en el que advirtió que el lago no aguantará tres años más en las condiciones actuales.

La siguiente es parte de su mensaje: “Tenemos una dependencia excesiva del Lago de Chapala, hemos abusado del lago y de los mantos freáticos vinculados; está todo sobreexplotado. Hemos tentado demasiado a la suerte esperando que tengamos siempre buenos temporales, y eso no ocurre siempre, ahora estamos teniendo un mal año… no aguanta Chapala muchos años como éste: tres años más como éste y la Zona Metropolitana de Guadalajara estará en serios problemas. Y no podemos estar en la expectativa de que el próximo año será mejor porque la estadística cada vez es menos confiable debido al cambio climático y a sus consecuencias”.

La fecha estimada del gobernador es 2014, en caso de continuar el mismo escenario; es decir: de acuerdo con su diagnóstico, si no hay un buen temporal en este año, para el siguiente se recrudecerían los efectos negativos.

La lectura del jefe del Poder Ejecutivo tuvo que ver, hace año y medio, con un temporal copioso, que le permitió reclamar nuevas obras, sobre todo para la Zona Metropolitana de Guadalajara, para recuperar el agua de lluvias: “Nos hace falta más infraestructura para captar e infiltrar el agua de lluvia; algo se ha hecho, pero no existe una política pública que motive a los municipios y a los estados a invertir en este tipo de infraestructura, a señalar cómo remediar en fraccionamientos, en colonias, en construcciones antiguas, incentivar lo que se deba hacer para que exista esta inversión pública y privada para captar el agua de lluvia y filtrarla a nuestros mantos freáticos. Se ha avanzado en la tecnificación de distritos de riego, pero no lo suficiente, todavía hay mucha agua que se evapora, mucha agua que se infiltra sin dejar mayor provecho para el hombre y para sus actividades”.

EN CIFRAS
El saldo negativo


En los últimos cuatro años, Chapala ganó 2.68 metros en los temporales y perdió 3.94 en el resto de los meses. En resumen, padece un déficit de 1.26 metros en ese periodo.

Periodo 2009-2012

Año     Metros recuperados en las lluvias    Metros perdidos en el estiaje    Ganancia/Déficit


2009    0.39    1.28    -0.89

2010    1.56    0.77    0.79

2011    0.24    1.42    -1.18

2012*    0.49    0.47    0.02

TOTAL    2.68    3.94    -1.26

* Incluye la primera semana de enero de 2013.

Chapala tiene un almacenamiento de tres millones 761 millones de metros cúbicos; es decir, apenas 47.63% de su capacidad total, que es de siete millones 897 millones de metros cúbicos

VIENE LA SEQUÍA


En las regiones Norte y Altos Norte de Jalisco persisten los problemas por la falta de lluvias desde hace cuatro años.

Los municipios más afectados son Lagos de Moreno, Ojuelos, Huéjucar, Mezquitic, Chimaltitán, Villa Guerrero, Teocaltiche, Encarnación de Díaz, Unión de San Antonio, Arandas y San Miguel el Alto.

Esta casa editorial publicó que la sequía entre enero y junio pasados se contabilizó en 67 municipios jaliscienses con problemas de agua; de éstos, 26 estaban “en fase crítica” en las regiones Norte y Los Altos; en 10 de ésos hay graves problemas de desabasto de agua potable por la sobreexplotación de pozos.

Tan sólo el sector ganadero reportó 600 mil cabezas de ganado desaparecidas por la pasada sequía; representan 15% del hato ganadero en Jalisco (cuatro millones en total). En resumen, 50 mil murieron directamente por falta de agua, mientras el resto fue enviado al rastro para evitar más pérdidas.

En el campo, 140 mil hectáreas de maíz resultaron afectadas, otras 108 mil de frijol y dos mil más en sorgo en 38 municipios.