27.7.08

VIVIR CERCA DE UN RELLENO SANITARIO (BASURERO)

BOUWER, Córdoba: FUNAM advirtió que vivir cerca de un relleno sanitario de basura "es peligroso para la salud porque sus gases pueden provocar cáncer de vejiga, estomago, hígado, próstata, pulmón, cuello cervical, útero, leucemia, alteraciones en el desarrollo embrional y fetal, menor peso de los bebés al nacer e incluso malformaciones".
Lo sostuvo el Dr. Raúl Montenegro durante la reunión convocada por el Concejo Deliberante de la ciudad de Córdoba para debatir el proyecto de captura y quema de gas metano en el relleno sanitario cercano a Bouwer. Montenegro recordó que los rellenos "emiten mayoritariamente metano y dióxido de carbono, pero también compuestos orgánicos no metánicos, CONM, que incluyen gases tóxicos y cancerígenos".
Tanto el Departamento Ejecutivo como el Concejo Deliberante de la ciudad de Córdoba recibieron a varias empresas privadas interesadas en capturar el metano del relleno sanitario cercano a Bouwer en el marco del llamado "Mecanismo de Desarrollo Limpio" que prevé el Protocolo de Kyoto. Esto permite la obtención de recursos económicos procedentes sobre todo del Primer Mundo. Se elaboró así un proyecto de pliego para esa captura de metano. El Dr. Raúl Montenegro indicó que ese pliego "solo busca hacer buenos negocios para la Municipalidad de Córdoba y para la empresa que gane la licitación, pero no protege la salud de los vecinos de Bouwer". Agregó que de concretarse la iniciativa tal cual está planteada en el proyecto de pliego "también estaría amenazada la salud de los empleados del penal y sus 2000 reclusos". La Municipalidad "pretende que una empresa privada capture el metano y lo queme, pero olvida decirle a los habitantes de Bouwer que lo que allí se quemaría no es solo metano, sino también compuestos orgánicos muy complejos. Una cosa son los gases totales, usualmente de riesgo para la salud, y otra muy distinta el metano". Agregó que los gases del relleno "no solo deben ser capturados, sino también tratados antes de que se los queme pues de lo contrario podrían generar sustancias aún más tóxicas y cancerígenas, como dioxinas y furanos. Una dioxina, la TCDD, es un cancerígeno humano comprobado. Si los gases totales son tratados se obtiene un metano casi puro que sí puede quemarse sin riesgo". Aclaró que la participación de FUNAM y la Comuna de Bouwer en la consulta hecha por la municipalidad de Córdoba "no convalida la utilización del predio por otros 8 años".
FUNAM reiteró que la municipalidad de Córdoba "sigue ignorando a los vecinos de Bouwer" y que no le importa "si se ve afectada su salud y su calidad de vida". El proyecto de pliego elaborado por la Municipalidad "no solo tiene errores y vacíos, sino que incurre en el mismo vicio del pliego para la recolección de la basura de la ciudad de Córdoba. Ambos adoptan decisiones coloniales y arbitrarias, pues imponen a los vecinos de Bouwer 8 años más de basura, además de quema de gases que no serían tratados".
El jefe comunal de Bouwer, Juan Lupi, quien también asistió al encuentro, criticó a la Municipalidad de Córdoba porque "sigue tomando decisiones que afectan la salud de los vecinos de Bouwer sin consultarnos". Recordó además que la municipalidad "no tiene autorización de la Secretaría de Ambiente de la provincia para seguir enterrando basura por otros ocho años más".
El Dr. Raúl Montenegro sostuvo que la Municipalidad de Córdoba y la Secretaría de Ambiente de la provincia "no podían ignorar que los gases del relleno son peligrosos para la salud humana". Agregó que en el informe remitido por FUNAM al Concejo Deliberante "hacemos reservas de acciones administrativas y judiciales, porque durante más de 26 años se estuvo envenenando el aire que respiran los habitantes de Bouwer".
Raúl Montenegro y Juan Lupi coincidieron en denunciar que la actual concesionaria "sigue haciendo crecer la altura de la montaña de basura en la Celda 9". Esta montaña tiene unos 30 metros de alto, y en su base unos 800 metros de largo por 350 metros de ancho. "Ni la Municipalidad ni la provincia reaccionan ante este atropello. Desde esa montaña de desperdicios los gases tóxicos y cancerígenos llegan más fácilmente a los habitantes de Bouwer".
Montenegro reiteró que Bouwer "es uno de los lugares más contaminados de Argentina" y que las autoridades de la municipalidad de Córdoba y la Secretaría de Ambiente de la provincia "deberán responder por el daño que está provocando el relleno sanitario de Potreros del Estado a la salud de las personas y al ambiente". www.ecoportal.net