6.3.14

RIO SANTIAGO...

El compromiso, cumplir con la recomendación sobre el Río Santiago

La espuma tradicional del agua se ha reducido, pero los vecinos aún resienten la convivencia con el Santiago.
  • Rehabilitar siete plantas de tratamiento de aguas, la primera gran medida
  • Vecinos insisten en la necesidad de hacer un estudio epidemiológico
  • La Comisión de Derechos Humanos hizo el listado de acciones a cumplir hace cinco años La contaminación ambiental que persiste
GUADALAJARA, JALISCO (06/MAR/2014).- Seis años han pasado desde que las autoridades en materia de salud confirmaron la muerte del niño Miguel Ángel López Rocha, quien falleció intoxicado —por arsénico, según la versión que sostienen activistas— tras caer al contaminado Río Santiago. Al debate y las acusaciones de grupos ambientalistas siguió una macrorrecomendación de Derechos Humanos, que se hizo eco de las denuncias de los vecinos acerca de que el cauce es un peligro para la salud humana.

De acuerdo con registros de la Secretaría de Medio Ambiente y Desarrollo Territorial (Semadet), la administración pasada aceptó 39 de los 100 puntos contenidos en la recomendación de la Comisión de Derechos Humanos; es una acción considerada “parcial” y “lejana” a la complejidad del asunto.

La secretaria del Medio Ambiente en el Gobierno de Jalisco, Magdalena Ruiz Mejía, promete que esta vez será distinto, y que la “transversalidad” de las acciones de gobierno (atención de una problemática en la que se involucren varias dependencias) dará resultados visibles.

De acuerdo con el plan de acción trazado, para lograr la restauración del Río Santiago en este sexenio se rehabilitarán siete plantas de tratamiento, con sus respectivas obras complementarias. Se encontrarán en los municipios de Poncitlán, Ocotlán, Zapotlan del Rey, El Salto, Zapotlanejo (La Laja) y Tonalá (Puente Grande). El documento meta también traza el compromiso de dar tratamiento adecuado a los lodos de residuo y un confinamiento seguro.

Recientemente los habitantes de El Salto y Juanacatlán pidieron al Gobierno estatal que se realice un estudio epidemiológico que finalmente vincule la contaminación de la zona con las enfermedades y muertes registradas. Ya la autoridad ha pensado en construir un hospital en los límites de ambos municipios, “para observar y tratar padecimientos relacionados con los contaminantes (un hospital de segundo nivel)”.

También se prevé concretar la conducción y el tratamiento de 100% de aguas de residuo que llegan al Río Santiago, lo que significa el inicio y conclusión del Túnel Interceptor de Oriente, para que la macroplanta tratadora de Agua Prieta (ya terminada, aunque en proceso de estabilización) trate los ocho mil 500 litros por segundo para los que fue diseñada.

SABER MÁS
Nuevo y más fuerte


El nuevo organismo técnico sobre el Polígono de Fragilidad Ambiental tendrá “dientes” para obligar a cada instancia de Gobierno a cumplir en torno al Río Santiago.

Será integrado por cinco dependencias federales, cinco organismos descentralizados, seis secretarías, 10 municipios y seis ONG.

LA VOZ DEL EXPERTO
No hubo cambio de políticas

RAQUEL GUTIÉRREZ NÁJERA (Doctora en derecho ambiental)

Poco ha cambiado la visión de Jalisco en políticas públicas medioambientales ahora que gobierna un partido distinto al PAN, que lo hizo durante 18 años. Según la doctora en derecho ambiental Raquel Gutiérrez Nájera, aunque en el discurso se hable de una lógica distinta, el Gobierno priista “sigue la misma tendencia” que los panistas.

Desde su óptica, las actividades de la Secretaría de Medio Ambiente y Desarrollo Territorial (Semadet) tienen un discurso de cambio que “no se refleja” en los instrumentos de gestión usados para dar rumbo al medio ambiente en la Entidad. Y está lejos de lograrse la “transversalización” (atención a un problema desde varias aristas y por varias dependencias) en la problemática ambiental, que también ofreció el Gobierno federal anterior.

“Todo el sexenio de Felipe Calderón se habló de políticas de transversalidad y lo que he constatado con los proyectos es que esta conversión, antes y ahora, se queda en el tintero (...) Y en Jalisco es peor, porque ni siquiera tienen un programa bien delimitado y sólo acciones no contundentes”.

Sin embargo, aunque las medidas que se han impulsado en temas como La Primavera, la contaminación de recursos hídricos y la restauración y cuidado de recursos naturales “no han sido muy acertadas”, está de acuerdo en dar al actual Gobierno “el beneficio de la duda”.

Un organismo nuevo y con “dientes”

El Gobierno del Estado promete que este año concretará la creación de un órgano técnico mixto con bases jurídicas o “dientes” para obligar a que las dependencias estatales y municipales cumplan la macrorrecomendación de Derechos Humanos sobre la contaminación del Río Santiago.

La Comisión Estatal de Derechos Humanos ha ventilado, en no pocas ocasiones, que los trabajos de coordinación no son acatados por ciertos Ayuntamientos, mientras el Órgano del Polígono de Fragilidad Ambiental (Pofa) carece de toda facultad de sanción: “No tenía dientes; no encontramos minutas ni evidencias ni cumplimiento de indicadores reales”, admite la secretaria del Medio Ambiente en el Estado, Magdalena Ruiz Mejía.

La nueva estrategia supone, de acuerdo con el Gobierno del Estado, cumplir con la macrorrecomendación.

Durante el sexenio pasado se atendieron, dice la titular de Semadet, apenas 11 de las más de 66 acciones previstas en la recomendación. “Vamos a redireccionar el cumplimiento de una manera integral y contundente para dejar todas las bases para visualizar un río realmente saneado”.

Las sesiones del Órgano Técnico Mixto del Pofa fueron públicas durante la administración pasada, pero en ésta no; según Magdalena Ruiz Mejía, en los trabajos que se hacen actualmente “no se busca salir en la foto”.

Promete que dichas reuniones volverán a ser públicas, pero antes se concretarán los acuerdos para dar “certeza jurídica” al órgano que siempre ha sido desoído por no pocas de las instancias que lo integran, especialmente los municipios.

SABER MÁS
Plan de acción para el sexenio


Algunas de las acciones que se ha trazado como meta la autoridad estatal, para ayudar a que el panorama en el Río Santiago regrese al de hace algunas décadas, son:

Un hospital de segundo nivel en El Salto y Juanacatlán, para tratar padecimientos relacionados con los contaminantes.

Aseguramiento de 100% de la conducción y el tratamiento de las aguas residuales.

Sistema de colectores en la cuenca de El Ahogado: 18 kilómetros de infraestructura sanitaria que se suman a los 630 ya existentes.

Construcción del Túnel Interceptor San Gaspar: 10 kilómetros de infraestructura sanitaria para la planta de tratamiento de Agua Prieta.

Rehabilitación y puesta en operación de siete plantas de tratamiento de aguas residuales municipales, y sus obras complementarias.

Compromiso de las industrias y granjas de tratar el 100% de sus aguas residuales y verificación continua.

Tratamiento y confinamiento seguro de lodos.

Inspección y vigilancia para tolerancia cero a descargas fuera de norma y suspensión inmediata de descargas clandestinas; convenios con los tres niveles de Gobierno para atención a denuncias y aplicación de la justicia ambiental.

Atención de rastros municipales.

Monitoreo permanente de los factores contaminantes en agua, aire y suelo.

Diseño y ejecución inmediata de un programa permanente de promoción y fomento de una cultura ambiental y la participación ciudadana (escolarizado y no escolarizado a través de talleres y medios de comunicación masiva).

Programa integral de salud en colaboración con instituciones académicas

Fuente: Plan de acción sexenal de Semadet.

Marcha atrás al parque lineal en El Salto y Juanacatlán

Comenzó su construcción, y con fondos del Gobierno federal. Pero el parque lineal al que se pensaba dar forma en las márgenes del Río Santiago tenía apenas un avance de 5% cuando finalmente fue detenido y se le retiró el financiamiento. ¿La razón? “Muy mal manejo” de los recursos públicos, expone la titular de la Semadet (Secretaría de Medio Ambiente y Desarrollo Territorial), Magdalena Ruiz Mejía.

Desde la administración pasada, la Secretaría de Medio Ambiente federal entregó casi 19 millones de pesos para el “proyecto de rescate” de la zona. Incluso, el ex titular de la entonces Semades, Héctor Eduardo Gómez Hernández, declaró que pedirían a la Comisión Nacional Forestal (Conafor) “un millón de árboles”.

Nada de eso se concretó. Incluso, las autoridades en turno debieron regresar más de 11 millones de pesos y ahora están comprobando en qué se gastó el resto. “Ha habido una serie de incumplimientos en los contratos. El resto del recurso obtenido en el ejercicio fiscal se perdió por un mal manejo de la administración pasada y nosotros estamos (...) en proceso de comprobación y regularización”. La funcionaria acepta que este expediente podría integrar una nueva investigación de la Contraloría y de la Auditoría Superior, pues se trataba de fondos federales.

Pero también asegura que la obra se concretará, aunque ahora hay una lógica de prioridades distinta: “Es más importante hablar de saneamiento, inspección, fortalecimiento de coordinación interinstitucional; crear procesos de información con la ciudadanía (...) Se va a seguir con los parques lineales y la recuperación de espacios públicos, pero lo que hicimos fue priorizar acciones de acuerdo a su importancia y urgencia”.

LA CIFRA

2m o dos mil litros por segundo de agua contaminada conducirá el Túnel Interceptor de Oriente para su tratamiento

3,001 millones de pesos costará solamente la construcción del Túnel Interceptor de Oriente, una de las obras previstas

5,109  millones de pesos costará el plan trazado por el actual Gobierno estatal para sanear el Río Santiago

547 millones costará la primera etapa del plan de saneamiento: rehabilitar las plantas de tratamiento desde Arandas a El Ahogado