11.8.14

EL ANTROPOCENO....

Humanos causan la sexta extinción de especies

“Si no se hace algo, habrá un gran problema en los próximos 20 años… lo que llaman el ‘fin de la civilización’”, dice biólogo mexicano que publicó en "Science ".
Gerardo Ceballos también pertenece a la Academia Estadunidense de Ciencias y Artes.
Gerardo Ceballos también pertenece a la Academia Estadunidense de Ciencias y Artes. (Especial)
Durante los 600 millones de años en los que la Tierra ha estado poblada por animales, ha habido cinco extinciones. La sexta está a la vuelta de la esquina y la causa, a diferencia de las anteriores que se debieron a fenómenos naturales extraordinarios, como erupciones volcánicas masivas o el impacto de un meteorito, será desencadenada por los humanos, afirmaron varios científicos de diferentes países, entre ellos un mexicano, en el artículo “Defaunación en el antropoceno”, de Science.
En el texto, especialistas de México, Estados Unidos, Brasil e Inglaterra explican que este proceso comenzó hace mil 500, años debido a que los humanos hemos desencadenado una ola de extinción de las poblaciones de animales que es comparable, en velocidad y magnitud, con las cinco extinciones masivas que han marcado la historia de la  Tierra.
En entrevista para MILENIO, el doctor Gerardo Ceballos González, del Instituto de Ecología de la UNAM y recientemente nombrado miembro externo de la Academia Estadunidense de Ciencias y Artes, una de las más prestigiosas del mundo, explicó los detalles.
Según la publicación científica, la reducción de las especies es alarmante, ya que la investigación señala que en mil 500 años, aproximadamente, 322 especies de vertebrados terrestres han sido extintos, mientras el resto sufre una reducción media de 25 por ciento en el número de sus individuos.
Mientras tanto, entre los invertebrados hay una disminución de casi 45 por ciento en la población de dos tercios de las especies examinadas.
“Lo fuerte, la información más útil y más sólida es de los últimos 100 años (…) lo que hemos perdido de especies es la punta del iceberg. Saber que algo se extinguió es muy difícil, ya que hay muchas especies que se han perdido y ni siquiera sabíamos que existían; pero lo que estas 300 especies nos están indicando es que la tasa de extinción en otros tiempos, cuando no existía el ser humano, era de dos especies por cada 100 mil cada 100 años. En términos complejos, esto quiere decir que las especies que perdimos en el último siglo debieron haberse extinguido en un periodo de entre 7 mil y 13 mil años”, destacó el biólogo.
A este grave fenómeno los científicos lo llaman defaunación, que se asemeja al de deforestación.
Los expertos en química atmosférica han bautizado al actual periodo de la historia como antropoceno, que se refiere a la época en que la actividad humana genera efectos globales y que calculan comenzó hace 500 años.
Al ecólogo se le cuestionó sobre lo que el pasado mayo informó el Instituto Internacional para la Exploración de Especies, acerca de que cada año son descubiertas 18 mil. Respondió que dichos hallazgos lo que hacen es “apoyar nuestra tesis: existen, pero no se habían encontrado, aun en pleno siglo XXI. Quiere decir que hay muchas especies que ni siquiera son conocidas, que sabemos muy poco de lo que hay en la naturaleza y las estamos perdiendo”.
A la pregunta de en cuánto tiempo comenzaríamos a vivir las consecuencias más graves de la defaunación, destacó: “Nosotros creemos que si no hacemos algo muy dramático y muy fuerte, puede haber un gran problema en los próximos 20 años. Te estoy hablando de lo que llaman ‘el fin de la civilización’”.
Ceballos González también destacó que, a diferencia de los otros cinco eventos anteriores, en los que no había nada que hacer, en este caso se puede evitar la extinción.
“Esa es otra de las implicaciones; lo que dice el artículo es que hemos perdido muchas especies y que entramos en la sexta extinción masiva. Las cinco anteriores fueron causadas por fenómenos naturales, pero la actual es causada por el hombre, lo que quiere decir que la podríamos prevenir si hiciéramos lo necesarios para mitigar los impactos en el ambiente.
“Si ahora se toman las medidas necesarias, se podría detener el proceso. Por ello estamos buscando proponerle al presidente de México que las tasas de destrucción de las selvas y bosques del país sea de cero hectáreas al año; ahora tenemos como 400 mil hectáreas deforestadas al año de una manera muy tonta, lo que propicia que perdamos la capacidad de tener agua limpia o que haya enfermedades o deslaves, y otras situaciones similares”.
 “Si nosotros lográramos una deforestación de cero en áreas no planeadas, podríamos prevenir varios de los problemas del país que cuestan mucho dinero.
“Con las cero deforestaciones no planeadas en el país, ayudaría a los servicios ambientales y al bienestar social”. También llamó a que con pequeñas acciones todos cuidemos del planeta.

[Dé clic sobre la imagen para ampliar]