2.6.14

DESCARGAN AGUAS FECALES...

Fraccionamientos del norte de Zapopan descargan aguas residuales al río La Soledad y presa Copalita

• Los residuos de más de 42 mil habitantes contaminan los afluentes de la zona
Descargas residuales del fraccionamiento Valle de los Molinos. Foto: César Octavio Huerta
Descargas residuales del fraccionamiento Valle de los Molinos. Foto: César Octavio Huerta
Por: Ignacio Pérez Vega
02 de junio 2014.- Habitantes de los poblados zapopanos de San Lorenzo, Ixcatán, Huaxtla, Mesa de San Juan y Milpillas, denunciaron que los fraccionamientos Valle de los Molinos I y II y Mirador del Bosque, donde hay más de 12 mil viviendas y alrededor de 42 mil habitantes, descargan sus aguas residuales sin control, lo que contamina el río La Soledad y la presa Copalita.
José Casillas Martínez, representante de la Asamblea Regional de Afectados Ambientales y habitante de Ixcatán, pidió al ayuntamiento de Zapopan que investigue el caso y sancione a la constructora Javer, promotora del desarrollo Valle de los Molinos, situado en la carretera Guadalajara–Colotlán, a la altura del kilómetro 8.5.
Se ha ido muriendo el ganado y muchas de las hortalizas se riegan con agua contaminada”, dijo el vocero de los pueblos de la barranca afectados por la suciedad que llega a las cuencas de Los Camachos y Copala, ambas afluentes del río Santiago.
Los fraccionamientos cuentan con plantas de tratamiento de aguas negras. Sin embargo, éstas no operan, pues sacan el agua con espuma y maloliente, y así sigue su curso hasta llegar al río La Soledad, donde pescan y se bañan pobladores y visitantes.
Así luce el agua contaminada en la presa Copala. Foto: César Octavio Huerta
Así luce el agua contaminada en la presa Copala. Foto: César Octavio Huerta
Casillas Martínez dijo que la presa Copala también está sucia y de ahí se riegan 200 hectáreas de hortalizas que se consumen por los habitantes de la Zona Metropolitana de Guadalajara.
Hay descargas de los fraccionamientos Molinos I y II. Del fraccionamiento Molinos I la afectación es completa y de la fase II, el área sur del fraccionamiento, es la que está descargando en el arroyo Agua Zarca, que pertenece a la cuenca Copala-Los Camachos, donde se encuentra la presa de Copala que sirve para irrigar 200 hectáreas de hortalizas”, precisó el denunciante.
Otra parte de los fraccionamientos Valle de los Molinos II y Mirador del Bosque están haciendo sus descargas al río La Soledad y se unen con los lixiviados que todavía arroja el basurero cerrado de Copalita, situado antes de la cuenca de Milpillas, al pie del cerro El Chicharrón.
Nos interesa que las autoridades del ayuntamiento de Zapopan pongan atención en el tema de las descargas, pues eso sí es competencia municipal. No es de la Secretaría de Medio Abiente y Desarrollo Territorial (Semadet), ni de la Procuraduría Estatal de Protección al Ambiente (Proepa)”, señaló.
El vocero de los pueblos de la barranca calcula que la presa de Copala soporta las descargas de unas 10 mil casas y el río La Soledad, de entre 3 mil y 5 mil viviendas.
El tema se revisó en la reciente asamblea de afectados ambientales realizada el 18 de mayo en el poblado de San Lorenzo, uno de los que recibe el impacto negativo de la contaminación de los cuerpos de agua de la zona.
Los fraccionamientos tienen sus plantas tratadoras, pero son plantas que no funcionan porque el agua sale apestosa y espumosa. Eso lo que nos dice es que no se está tratando. Una cosa es que construyan las plantas y otra que funcionen”, dijo.
Por parte del ayuntamiento de Zapopan no existe intervención en el tema, pues no han aplicado sanciones a los constructores de vivienda, quienes siguen en el proceso de venta de las casas sin restricción alguna.
Los afectados con la contaminación de los cuerpos de agua están dispuestos a movilizarse para ejercer mayor presión sobre el ayuntamiento de Zapopan.
Desde el lugar de las descargas residuales, se alcanza a observar la zona habitacional. Foto: César Octavio Huerta
Desde el lugar de las descargas residuales, se alcanza a observar la zona habitacional. Foto: César Octavio Huerta
La parte norte de Zapopan, en las cercanías del valle de Tesistán, ha tenido un explosivo crecimiento urbano, desordenado y sin control de parte del ayuntamiento.
En los fraccionamientos de Valle de los Molinos viven miles de habitantes, con escasas escuelas, sin centros de salud y con problemas graves de movilidad, pues apenas llegan dos rutas de transporte público y está en construcción la ampliación de dos a cuatro carriles de la carretera a Colotlán.
La semana anterior, el diputado local Guillermo Martínez Mora visitó el fraccionamiento Valle de los Molinos, donde recibió múltiples quejas por los malos servicios públicos existentes. Sin embargo, nada se dijo del problema de las descargas de aguas negras hacia los arroyos y ríos de la zona.
Las dos fases del desarrollo Valle de los Molinos, en Zapopan, es más grande que municipios enteros de Jalisco, como Colotlán, que tiene 18 mil habitantes, Ahualulco, con 21 mil pobladores o Cihuatlán, con 39 mil personas