6.6.14

CUMBRE CIUDADANA...

Cumbre ciudadana en torno al medio ambiente

Jaime Hernández Ortíz.- El pasado 4 de junio, en el marco del Día Mundial del Medio Ambiente, se realizó en el ITESO la V CumbreJaime Hernández Ortíz.- El pasado 4 de junio, en el marco del Día Mundial del Medio Ambiente, se realizó en el ITESO la V Cumbre Ciudadana.
Ahí se dieron cita numerosos académicos, profesionistas y activistas jaliscienses de cerca de una treintena de organizaciones civiles, como Parlamento de Colonias, Congreso Ciudadano, Idea, Fundación Cuenca Lerma Chapala, Observatorio Ciudadano, Ciudadanos por Colomos, Huentitán Vive, entre muchas otras.
Como resultado de la necesidad de establecer una ruta constante en la defensa de los recursos naturales, el medio ambiente y la participación ciudadana en las decisiones públicas, se constituyó en este encuentro el Gabinete multidisciplinario para la defensa de los Derechos Humanos y la Gestión Ciudadana en el área metropolitana de Guadalajara, que se propuso incidir en la mejora de la calidad de vida y el respeto de los derechos humanos en nuestra entidad, dado “que las autoridades en todos sus niveles de gobierno han demostrado una gran incapacidad para poner un alto y resolver los problemas urbanos y ambientales”.
Este gabinete se integró con cerca de cien profesionistas, ciudadanos conscientes, preparados y dispuestos a aportar sus conocimientos y capacidades en el análisis, discusión y propuestas de soluciones a la problemática urbana y medioambiental.
Este organismo será clave para proponer alternativas sociales y un gran paso para avanzar hacia un desarrollo urbano sustentable.

Construir ciudadanías
Como todos sabemos, el desarrollo anárquico y la movilidad urbana, sometidos en última instancia al lucro comercial y la ganancia desmedida, han deteriorado gravemente nuestros recursos naturales. Ejemplos sobran: la reserva de la biósfera de Manantlán por una explotación y contaminación minera sin límite y una tala masiva clandestina; el Bosque La Primavera, con la privatización de numerosas hectáreas y los incendios intencionalmente provocados; el río Santiago, contaminado de forma criminal; el deterioro gradual de los mantos acuíferos del parque Los Colomos; y la destrucción de las zona de recarga de El Bajío, con la construcción de las Villas Panamericanas y el estadio Omnilife, por citar algunos.
Pero además se avecina la propuesta del gobierno del estado con el acuerdo del ayuntamiento de Guadalajara para destruir el parque natural Huentitán y construir ahí el recinto ferial de las Fiestas de Octubre.
En la cumbre, el especialista Esteban Castro de la red Waterlat, señaló que desde la defensa de y las luchas por el agua se han ido constituyendo las ciudadanías en muchas sociedades y naciones, y que habría que estar atento para hacerlo desde una perspectiva antropocéntrica, que considerara el agua como un bien común, y no tanto desde la perspectiva ecocéntrica que prioriza la “protección” de la naturaleza y no tanto su uso, lo que permite la privatización.
Castro señaló que de acuerdo con la UNESCO existe una crisis planetaria del agua, “que no es propiamente una crisis tecnológica ni una crisis climática, sino una crisis de gobernabilidad y en consecuencia una crisis política y moral”; aunque, añadió, no es eso lo que entienden los gobiernos y ni la UNESCO misma pues ahí hay un concepto de gobernabilidad que entiende el problema del agua como un problema meramente de gestión: “que el agua está mal gestionada y mal administrada” por lo que se propone crear una burocracia pública articulada con el mercado, las empresas y organizaciones mercantiles, “tomando en cuenta a las organizaciones ciudadanas”.
Pero que esta idea de asociación entre el Estado, el mercado y la sociedad civil es una forma de pensar que se ha convertido en dominante; situación que plantea que la sociedad civil podría ser “socia” con el Estado y en las mismas condiciones de igualdad que las grandes trasnacionales, algo así como “todos somos socios en este problema del agua”; lo que es una propuesta falaz que hay que confrontar directamente pues tiene que ver con el poder, y por el contrario, hay que preguntarse cuáles son los fines del medio ambiente de una sociedad y sus valores.

Acciones y tareas urgentes
Alejandro Cárdenas, del Parlamento de Colonias, describió cómo se ha afectado el área de recarga hidrológica en El Bajío debido a que ahí no hay lugar para salida de descargas para las aguas negras, como ya se demostró en las Villas Panamericanas; además El Bajío es una cuenca donde se producen inversiones térmicas hasta en 250 días, y preguntó: “¿Cómo sustituiremos esa humedad con el humo de los vehículos, con más de cien mil vehículos que pasan diariamente por esa zona?”.
Cárdenas propuso suspender las urbanizaciones y edificaciones para que una institución de reconocido prestigio realice estudios hidrológicos y ambientales de El Bajío y las demás áreas que colinden al Bosque La Primavera, a fin de determinar con rigor técnico y científico qué trato se les debe dar a estas áreas; y que esta zona y la cuenca de Atemajac se declaren área natural protegida de carácter hidrológico.
Por su parte, Manuel Villagómez pidió suspender ya la construcción de la Presa El Zapotillo y almacenar en su lugar el agua en la Presa El Salto, ya que “se ahorrarán 200 metros de bombeo y 95 kilómetros de acueducto”, por lo que hizo un llamado al gobernador Aristóteles Sandoval de no inundar Temacapulín.
Como se puede observar, la tarea ciudadana de la defensa de un medio ambiente sano y sustentable es ya uno de los mayores desafíos que nos corresponden a los jaliscienses, y esto exige actuar de forma urgente