6.2.15

PRESA EL ZAPOTILLO...

Alteños exigen cancelar trasvase a León

Medio millar se manifiesta en San Juan de los Lagos en busca de que el presidente municipal firme un acuerdo en la defensa de sus intereses ante el segundo despojo de agua" de El Zapotillo
Alteños exigen se firme un acuerdo en la defensa de sus intereses ante el segundo despojo de agua" de El Zapotillo
Alteños exigen se firme un acuerdo en la defensa de sus intereses ante el segundo despojo de agua" de El Zapotillo (Agustín del Castillo)
Guadalajara
La culminación del proyecto El Zapotillo preocupa a los principales afectados: los moradores de la región de Los Altos de Jalisco, quienes ven en el trasvase de 319 millones de metros cúbicos anuales de agua a la ciudad de León, una de las amenazas más serias a su futuro económico y su estabilidad social.

Ayer hubo, en San Juan de los Lagos -una de las principales ciudades de la región y sede del obispado regional y de un santuario que tiene segundo lugar por número de peregrinos católico del país-, una manifestación de productores agropecuarios, profesionistas, comerciantes y amas de casa, preocupados con la falta de información y la aparente pasividad de sus autoridades ante lo que viene.
Los manifestantes se sumaron desde Jalostotitlán, Lagos de Moreno, Temacapulín -el poblado aparentemente condenado a desaparecer bajo las aguas-, y Encarnación de Díaz. La marcha llegó a la plaza principal, donde se leyó un manifiesto y participaron con su opinión los ganaderos y agricultores, así como representantes del comité Salvemos Temacapulín, medios de comunicación de Lagos de Moreno y en un suceso inédito para San Juan, coincidieron cuatro precandidatos de diferentes partidos que hablaron a título personal, como ciudadanos y se deslindaron en ese momento de su actividad como políticos. Todos mostraron su firme oposición al trasvase.
En el manifiesto leído, se pone en relieve que hay una paradoja de estos tiempos porque "esta región del Altiplano de Jalisco, en donde se localiza la cuenca del río Verde, uno de los pocos que le quedan al país con posibilidades de aprovechamiento, ya que en su tiempo, la Comisión Nacional de Irrigación, dependencia competente, desde el 2 de agosto de 1931, decretó una veda de aguas superficiales por tiempo indefinido, ratificada y ampliada por la Secretaría de Agricultura y Recursos Hidráulicos, el 20 de agosto de 1987, dependencia federal que el 12 de julio del mismo año, establece una veda además, en el aprovechamiento de aguas subterráneas, con el falso propósito de conservar o proteger el acuífero de sobrexplotación, interpretación equivocada de la autoridad respecto de los alteños, ya que en todo tiempo, sin excepción, los organismos oficiales aprueban y reconocen el derecho de los particulares solicitantes, para hacer un adecuado uso del agua, mediante permisos y concesiones de derechos, recurso hídrico que suponemos es propiedad de la Nación y, por lo tanto, de todos los mexicanos, y no de unos cuantos particulares que se trasforman temporalmente como funcionarios, principalmente de la Comisión Nacional del Agua [Conagua] o son los integrantes de las empresas constructoras de las obras hidráulicas de cualquier parte, que solo buscan sacar adelante jugosos negocios, en perjuicio de las mayorías, a las que nunca toman en cuenta".
Agrega el documento que El Zapotillo es una tentativa "despojar a Jalisco y por lo tanto a Los Altos, la soberanía de la disposición del agua y del espacio territorial que ocupen sus instalaciones, que a partir de entonces, serían de orden privado, para conducirla a una ciudad, León, que cuenta con las cantidades de líquido para suministro de sus usuarios, desde el año 2011, se logra el objetivo de que el 100 por ciento de las tomas reciben un servicio de agua las 24 horas; además según sostienen los administradores del SAPAL, cuenta con reservas para doce años" 
El presidente municipal, Heriberto Atilano, mandó un emisario con una invitación a dialogar en la presidencia municipal. Pero el contingente llegó a las puertas del palacio municipal esperando que saliera el presidente, pero los funcionarios insistían en que se ingresará sólo una delegación; a los gritos de los manifestantes “que salga” “que salga”, el presidente se vio obligado a salir y a enfrentar la demanda que le pedían todos de que se definiera si estaba a favor de los derechos de los ciudadanos y evitar el trasvase o estaba en contra de ellos. Finalmente, el presidente estableció un compromiso para reunirse el miércoles 11 de febrero a las 14:00 horas, "para firmar el compromiso de defensa del agua para San Juan y Los Altos".