28.1.14

MACROPLANTAS....

El Tempizque, segundo pueblo que la CEA destruye en balde


• Renuncian a utilizar el área para lodos residuales; Coll gastó casi $80 millones aunque era ilegal
Los casi 200 pobladores de El Tempizque se fueron a rehacer su vida en otro sitio. Foto La Jornada Jalisco
Los casi 200 pobladores de El Tempizque se fueron a rehacer su vida en otro sitio. Foto La Jornada Jalisco
Sergio Hernández.- Al igual que Arcediano, El Tempizque se convirtió en el segundo pueblo que destruye la Comisión Estatal del Agua (CEA) en la barranca del Río Santiago con el argumento de hacer una obra que finalmente no se concreta.
Ayer la CEA hizo oficial a través de su director, Felipe Tito Lugo Arias, que no utilizarán los terrenos comprados en la anterior administración estatal dentro del Área de Protección Hidrológica Barranca del Río Santiago, para la disposición de lodos residuales de la Planta de Tratamiento Agua Prieta, la segunda más grande del país, con una capacidad para limpiar ocho mil 500 litros de aguas negras por segundo.
Los terrenos comprados a la comunidad indígena de Mezquitán, vecinos a la planta, suman 73 hectáreas, y para utilizarlos debieron indemnizar a los cerca de 200 pobladores de El Tempizque, quienes se fueron a rehacer su vida en otro sitio.
El proyecto de colocar los lodos en un espacio que la CEA llamó “monorrelleno”, nunca pudo justificarse ante la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), que en diversas ocasiones negó el permiso de cambio de uso de suelo, por la incompatibilidad con los objetivos de creación del Área Natural Protegida en 2004 por parte del ayuntamiento de Zapopan.
Felipe Tito Lugo Arias informó que la anterior administración de la CEA (encabezada por César Coll Carabias), habría gastado 80 millones de pesos buscando la instalación del monorrelleno a pesar de su inviabilidad jurídica, y dijo que la Contraloría del Estado es quien pudiera determinar si esta situación merece sanciones por un posible quebranto a las finanzas públicas, y no la dependencia a su cargo.
El primero de los pueblos destruidos por la CEA para una obra hidráulica fue Arcediano, con cerca de 500 habitantes, a los que en el año 2005 se indemnizó luego de una serie de presiones, con cantidades cercanas a los 300 mil pesos para que dejaran sus viviendas porque ahí se edificaría una presa, proyecto que se canceló en el año 2009, aceptando Semarnat que en su momento dio una autorización irregular.
En el caso del monorrelleno, recibió dos autorizaciones irregulares. La primera en el año 2006 por la Secretaría de Medio Ambiente de Jalisco y la segunda el 18 de mayo de 2010 por el ayuntamiento de Zapopan, contraviniendo ambas autorizaciones el decreto de protección del área.
“Nosotros como administración estatal, en congruencia con la política del manejo de áreas naturales protegidas, de manera positiva y en un correcto cuidado de las mismas, tomamos esta decisión y agradezco en esto el trabajo coordinado con la CEA”, señaló la actual titular de la Secretaría de Medio Ambiente de Jalisco, Magdalena Ruiz Mejía.
El director de la CEA informó que la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales Agua Prieta finalizó su construcción el pasado mes de octubre, y en la actualidad se encuentra en periodo de estabilización y ajustes, por lo que se prevé entre en operación a partir del mes de abril.

A partir de esta fecha, los lodos generados se trasladarán a la planta de El Ahogado, de manera temporal, a un costo de 1.5 millones de pesos mensuales, mientras se define y prepara un predio exclusivo para los desechos de la planta de Agua Prieta